Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Cómo hacer una mudanza barata

El estudio de Casaktua, “La demanda de vivienda en España. 2019, ¿el año de la estabilización del sector?“, revela que el 22% de los españoles tiene intención de cambiar de casa próximamente. Tanto los que decidís hacerlo para conseguir más espacio o para vivir en una zona mejor, como los motivados por aumentar la familia o por residir en una vivienda más económica, todos deberéis superar el trámite del traslado antes de conseguirlo. Y como ya habréis tenido considerables gastos con la compra de la vivienda y el papeleo, lo que ahora necesitáis es conseguir una mudanza barata.

Además de ser estresante y agotador, hacer una mudanza puede ser también algo bastante caro. Todo depende de cómo lo organicéis y de si lo hacéis por vosotros mismos o si contratáis los servicios de una empresa de transportes.mudanza low cost

Esta última, es probablemente la solución más práctica pero también la más costosa. Os cobrarán por cada kilómetro recorrido, por los materiales de embalar y por el volumen de lo cargado. También en el caso de que tengan que alquilar una grúa para sacar enseres voluminosos o si tienen que almacenar vuestros muebles y objetos durante algún tiempo.

Para rebajar el importe es aconsejable pedir presupuesto a varias empresas y decantarse por la que ofrezca mejor relación calidad-precio, así como contratar este servicio en los meses de invierno, especialmente en enero y febrero, que es cuando se reduce el número de mudanzas, disminuye la demanda y también los precios.

Estas empresas ofrecen diferentes opciones y una de las más completas es la que incluye empaquetar una por una todas vuestras pertenencias, introducirlas en cajas, trasladarlas hasta la nueva vivienda y desempaquetar y colocar todo. Si podéis permitíroslo, vuestro esfuerzo se verá reducido a la mínima expresión.

Pero si contratar la mudanza no entra dentro de vuestros planes ni de vuestro presupuesto, deberéis ocuparos vosotros mismos de transportar vuestros bienes hasta el nuevo hogar. En este caso, alquilar una furgoneta y conducirla vosotros mismos o contratar un porte con conductor es la alternativa económica, ya que solo deberéis pagar el coste del alquiler del vehículo y de la gasolina.

Si queréis lograr la mudanza más barata posible, podéis poner en práctica algunos de los trucos que os recomiendan los expertos de Casaktua:

Deshaceros de lo que no necesitéis

Mudarse de casa significa, en cierto modo, iniciar una nueva vida. ¿De verdad queréis comenzar vuestra nueva etapa arrastrando todos los trastos de la vida anterior? Esta es una excelente oportunidad para hacer limpieza y deshaceros de todo aquello que no tiene cabida en vuestro futuro: muebles que no necesitáis o que están demasiado viejos, ropa que ya no os sirve, música que ya no escucháis o juguetes con los que vuestros hijos ya no juegan. Seguramente os dará pena, pero si vendéis alguno de estos objetos… o todos, y ganáis un dinerito, esa inquietud se pasará rápido y la furgoneta viajará más ligera.

Conseguir cajas gratis para la mudanza

Y una vez que hayáis seleccionado lo que deseáis llevaros, es el momento de empaquetarlo adecuadamente. Necesitareis cajas de cartón. Podéis comprarlas, claro, pero si las conseguís gratis mucho mejor, ¿verdad?

Lo más fácil es revisar los contenedores de reciclaje de papel, pedirlas en los comercios cercanos o en los supermercados. Seguro que no tardáis en conseguir un buen número. Eso sí, intentad que sean de varios tamaños y que el cartón con el que están fabricadas resista bastante peso, ya que, en caso contrario, podrían romperse y dejar caer su contenido durante la mudanza.

Embalajes alternativoshacer una mudanza

Pero en el mundo de los embalajes no todo son cajas. Sed creativos y utilizad todo lo que esté a vuestro alcance para proteger muebles y contener ropa y objetos. Las mantas, colchas, toallas y sábanas os vendrán de perlas para cubrir el mobiliario. Las maletas y las bolsas reutilizables, que normalmente empleáis para hacer la compra, os servirán para transportar vuestras prendas y otros artículos ligeros. Y si dejáis dentro de los cajones su contenido habitual necesitaréis menos cajas y evitaréis la molestia de tener que vaciarlos y volver a llenarlos después. Otro ingenioso truco es utilizar vuestros calcetines y pequeños peluches como relleno para inmovilizar y proteger de los impactos los objetos delicados.

De esta manera, os estaréis ahorrando comprar plásticos protectores, fundas y rellenos y vuestras cosas quedarán perfectamente envueltas.

Amigos y familiares, la clave de conseguir una mudanza barata

Se dice que la verdadera amistad se demuestra en los momentos difíciles y una mudanza bien puede encuadrarse bajo esa definición. El amigo que se pasa la vida en el gimnasio, la hermana fan del DIY, la amiga que siempre gana al tetris…. Todos tienen la oportunidad perfecta de dar uso a sus habilidades y de mostrar su amistad:  cargando, empaquetando, encajando los bultos y ayudándoos a llevar vuestra vida a cuestas.

Ahora que ya habéis dado los pasos previos para organizar un traslado low cost, en esta entrada encontraréis los cinco consejos para hacer una mudanza y no morir en el intento.

 

Leave A Comment