Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Trasteros, cómo sacarlos del caos

El trastero de una casa es como un agujero negro que, poco a poco, va acaparando objetos y cachivaches que rara vez vuelven a salir. Esto sucede porque el trastero es siempre la respuesta a la pregunta ¿qué hacemos con esto? Ni siquiera nos planteamos opciones como: podemos tirarlo, regalárselo a nuestro cuñado o quizá venderlo…

El resultado suele ser un cuarto atestado de trastos, al que apenas se puede acceder y en el que hay que realizar una prospección espeleológica cada vez que es necesario buscar algo. Si nuestro trastero se encuentra en esta situación, es el momento de actuar. El equipo de Casaktua ha preparado una serie de consejos para facilitarnos la tarea:

Menos es más

No se trata de recolocar los objetos que tenemos guardados sino de hacer una selección y deshacernos de todos aquellos que no necesitemos. Cosas que llevamos años sin usar, electrodomésticos que ya no funcionan, ropa que ya no nos sirve o no nos gusta, equipamientos de deportes que ya no practicamos, enseres y juguetes que nuestros hijos ya no utilizan… Debemos ir valorando cada objeto de forma individual y decidir si lo conservamos o lo desechamos.

Distribución

Una vez que el trastero está vacío, toca reorganizar su distribución. El objetivo es aprovechar al máximo el espacio de las paredes y el techo y tener siempre despejado el suelo para poder acceder cómodamente a todos los rincones. Lo conseguiremos colocando estanterías que ocupen toda la pared y ganchos en el techo. Las cajas transparentes son la mejor elección de almacenaje ya que permiten ver su contenido y encontrar rápidamente lo que buscamos y además se pueden apilar en las estanterías. Los ganchos serán útiles para colgar bicicletas, patinetes u otros objetos grandes.

Podemos situar también un armario o perchero donde guardar la ropa y los zapatos de otra temporada.

Organización

Ahora sí, tras hacer una exhaustiva selección y quedarnos con lo realmente necesario, llega el turno de almacenarlo. Lo más lógico y efectivo es guardarlo en cajas transparentes etiquetadas por categorías: juguetes, material de bricolaje …, etc.

La ropa de cama y otros textiles podemos guardarlos en bolsas de vacío, que los mantendrán libres de polvo y humedad y además reducirán considerablemente su espacio.

Respecto a las maletas y bolsas de viaje, introducir unas dentro de otras, minimizará el espacio que ocupan y nos permitirá saber dónde están todas cuando las necesitemos.

Siguiendo estos consejos, pasaréis de avergonzaros del caos en que está sumido vuestro trastero a querer enseñárselo a los vecinos. Así que ¿a qué estáis esperando para poneros manos a la obra?

2019-02-01T12:42:21+00:00 24 enero, 2019|Tags: , , , , , |0 Comments

Leave A Comment