Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Cómo transformar vuestro hogar con chalk paint

Si os interesa el tema de la decoración o el bricolaje seguro que ya conocéis este tipo de pintura que se suele emplear con fines decorativos y que se ha vuelto muy popular en los últimos años.

La chalk paint o pintura a la tiza -como su propio nombre indica- está elaborada principalmente con tiza o sulfato de calcio, es natural, inodora, se disuelve en agua y no lleva tóxicos.

Los aficionados a la decoración se han vuelto locos con esta pintura por el universo de posibilidades que ofrece, pero también muchas personas sin experiencia en bricolaje se han atrevido a hacer sus propios Do It Yourself  (DIY) gracias a la chalk paint.

¿Qué tiene de especial esta pintura?

Uno de los principales motivos de su celebridad es que sus acabados rústicos casan perfectamente con las tendencias decorativas predominantes en la actualidad, como la nórdica o la shabby chic.

Lo mismo sucede con los colores; tonos suaves y empolvados como el vintage mint, el rosa antiguo o el amarillo tostado son los preferidos en los ambientes más estilosos.

Otra de las razones de su popularidad es su sencillez de su uso, ya que puede aplicarse sin tener que lijar ni imprimar. Dando una o dos capas es suficiente porque la pintura tiene una alta cubrición y el resultado es rápido y llamativo.

Es muy versátil, se puede aplicar con brocha, rodillo o spray; decapar o aplicar mediante estampación; lijar o simplemente pulir con cera. Pero en todos los casos, son técnicas sencillas que puede realizar cualquier persona sin conocimientos previos. En la Red existen incontables tutoriales que enseñan como sacar el máximo partido a este tipo de pintura.

¿Qué puedo pintar con chalk paint en mi casa?

Aquí reside otra de las causas de su éxito: su gran versatilidad. Puede aplicarse sobre cualquier material, no solo sobre madera.  Metales, melamina, piedra, plásticos, cristal e incluso textiles quedan perfectos y experimentan un cambio radical con la pintura a la tiza.

Los expertos de Casaktua proponen que si disponéis de poco presupuesto y mobiliario heredado, esta puede ser la solución. Solamente con unas manos de pintura, los muebles pasarán de ser antiguos y desfasados a convertirse en piezas únicas y con personalidad que encajarán perfectamente en vuestro hogar.

La cocina es una gran candidata para pasar por el toque mágico del chalk paint. A veces, cuando nos mudamos a una casa, los muebles de la cocina están en buenas condiciones pero su color o el tipo de madera no acaba de convencernos. Con otro producto supondría un gran trabajo, lijar e imprimar todo para después pintarlo y probablemente tendríais que contratar a profesionales, pero con chalk paint el esfuerzo se minimizará y con poco dinero y haciéndolo vosotros mismos, lo tendréis resuelto en unas pocas horas. ¡Veréis que transformación!

Animaos a usar la pintura a la tiza, se convertirá en vuestra gran aliada.

Leave A Comment