Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Conoce las últimas tendencias en vivienda

Si algo va a marcar 2019 será la nueva Ley Hipotecaria. Este documento traerá bastantes novedades que influirán directamente en el futuro de las viviendas: los bancos pasarán a hacerse cargo de todos los costes de contratación de la hipoteca (excepto tasación), las comisiones de amortización y de conversión de un préstamo hipotecario de tipo fijo a uno variable serán más baratas, se prohíben las cláusulas suelo, etc.

Este hito, unido a otros como el incremento progresivo de los precios de la vivienda, el aumento de la demanda en compra y venta o la influencia directa de la transformación tecnológica, conllevarán importantes novedades al sector. Partiendo de este escenario, los expertos de Casaktua.com han detectado las seis tendencias que marcarán la vivienda en 2019:

  • La vivienda como lugar de trabajo.

    Gracias a Internet y a las nuevas tecnologías, cada vez es más normal trabajar desde casa. El teletrabajo ya es una práctica común en otros países europeos, y España, poco a poco, también va avanzando. Según nuestro estudio el 24% de los encuestados utiliza su vivienda para actividades laborales, ya sea de manera habitual o de forma esporádica. En concreto, el 14% trabaja a distancia y al 10% su empresa le permite disfrutar de algunas horas de teletrabajo. Teniendo en cuenta la evolución del mercado laboral, esta práctica irá en aumento.

 

  • Los mayores de 40 años, los nuevos propietarios.

    El 25% de los millennials tenía pensado adquirir un inmueble en 2018, siete puntos más que en 2017. Sin embargo, si el presupuesto tope ronda los 150.000 euros y los ahorros para la compra no superan los 10.000 euros, esta decisión podría aplazarse. Sobre todo, en las grandes ciudades. Además, los elevados precios del alquiler llevarán a que la edad de emancipación se vaya retrasando. En 2019 los principales compradores serán las personas de 40 años o más. Muchos de estos apostarán por la vivienda de reposición.

 

  • Las visitas virtuales o las proptech, estrellas en la búsqueda de inmuebles.

    Los portales online y las agencias inmobiliarias se configuran como las principales fuentes de búsqueda de vivienda (alquiler y compra) en España con un 66% y un 60%, respectivamente. ¿Por qué? Por la precisión y nivel de detalle de los inmuebles que ofrecen gracias a herramientas como las visitas virtuales, fotografías 360º, vídeos o, incluso, drones. También por la aplicación de las llamadas proptech (geolocalización, big data, machine learning).

 

  • Se apuesta por la tecnología para conseguir más eficiencia energética en el hogar. 

    El 90% de los españoles dispone de algún tipo de tecnología en el hogar. Los robots de limpieza ocupan un lugar preferente (el 36% dispone de uno) junto a los robots de cocina (20%). A la hora de definir las próximas tendencias, los encuestados apuestan por el uso de bombillas LED inteligentes, el control remoto de la calefacción o la instalación de electrodomésticos inteligentes. Esto demuestra que la concienciación sobre la eficiencia energética es cada vez mayor. A los elementos anteriores se unirán otras soluciones como el aislamiento térmico, el uso de energías renovables o los ahorradores de energía.

  • Mayor esfuerzo para el alquiler y proliferación de la compra.

    Más allá del uso y equipamiento de la vivienda, los últimos datos apuntan a que el esfuerzo económico de las familias para pagar sus inmuebles aumentará. Según los expertos, el alquiler superará el 35% de los ingresos familiares, por encima del porcentaje recomendado por el banco de España. Este hecho, unido a los cambios en la Ley Hipotecaria y a la mejora del empleo propiciarán que la balanza se incline a la propiedad.

 

  • Decoración marcada por los elementos naturales:

    Según los profesionales de interiorismo, la decoración del próximo año estará marcada por los espacios abiertos, la madera, las fibras naturales (mimbre, bambú, ratán, yute…), el terrazo y el mármol (tanto en muebles como en suelos), el metal con tonos negros, el acabado en oro o el papel pintado. Las plantas de interior y la artesanía nórdica continuarán siendo las tendencias estrella.

Leave A Comment