Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

El pueblo le gana el pulso a la playa: cambia la preferencia por la ubicación de la segunda vivienda

Durante largos años, los españoles nos volvíamos locos ante la expectativa de tener una propiedad junto al mar y el “apartamento en Torrevieja” se convirtió en el símbolo del premio soñado y del lujo al alcance de casi todos.

Mientras que la casa del pueblo era la última opción para pasar unos días fuera de la ciudad cuando la economía familiar no permitía excesos, parecía que un verano sin playa no era verano y que no merecía la pena comprar una segunda residencia si no era para disfrutar de las vacaciones en la costa.

Sin embargo, tal y como refleja el “V Estudio de Casaktua.com “La demanda de vivienda en España. 2019 ¿el año de la estabilización del sector?”, las personas cambian y los gustos evolucionan. Sus datos muestran que el 59% de los futuros compradores de segunda vivienda os decantáis por el interior peninsular, mientras que el 41% aún preferís la costa. La situación ha dado un vuelco en tan solo un año, ya que en 2018 el 60% optabais por la playa y el 40% por ubicaciones distanciadas del mar.

De aquellos que elegís el interior, el 28% buscáis el encanto de las zonas rurales y un 31% prefiere la practicidad de las urbes. Al contrario que los que deseáis ser propietarios de una vivienda en la costa, de los que tres de cada diez (un 26%) os sentís atraídos por la cercanía de la playa y casi la mitad optáis los centros urbanos costeros (15%).

Los precios suben, la intención de compra baja

Lo que también ha cambiado considerablemente es la intención de compra de segunda residencia, que se ha reducido a la mitad desde el año pasado: el 18% de los mayores de 25 años declarabais vuestra intención de adquirir una segunda vivienda, ahora esa cifra se limita al 9%.

Además de una vuelta nostálgica a los orígenes rurales y al recuerdo de la infancia idealizada en el pueblo, la subida de los precios parece ser la clave del descenso en el deseo de compra y del abandono de la playa como ubicación predilecta para comprar una segunda casa. Y es que, según la tasadora Tinsa, los precios han subido durante los últimos doce meses en toda España (un 3,9%) y en la gran mayoría (un 78%) de los 159 municipios analizados en su informe ‘Vivienda en Costa 2019’.

Por este motivo, para satisfacer vuestros deseos como futuros compradores y para ponéroslo un poquito más fácil, Casaktua.com acaba de lanzar dos promociones de viviendas en zonas de costa y de interior.

Si sois unos enamorados de la costa, la primera campaña, bajo el nombre “Vive el verano frente al mar”, os ofrece 1.500 pisos y chalés situados en provincias costeras con un precio medio hipotecario de 200€/mes. Los inmuebles tienen un importe medio de 60.000€ y una superficie promedio de 84 m2. Se ubican, mayoritariamente, en Almería (220), Valencia (160), Castellón (130), Cádiz (130), Tarragona (130), Granada (110), Alicante (100), Barcelona (70) y Málaga (50).

En cambio, si lo que os motiva es el atractivo de las zonas rurales, con la promoción, “Tu casa en el pueblo por 300€”, el portal inmobiliario propone 2.600 viviendas, con un importe promedio de 89.700€, una extensión media de 128m2 y 3 habitaciones de promedio. En este caso, las propiedades se distribuyen principalmente por Andalucía (410), Aragón (500), Castilla- La Mancha (400), Castilla y León (270), Cataluña (370), Comunidad Valenciana (150), La Rioja (130), Comunidad de Madrid (90), Extremadura (80) y Navarra (60).

 ¿Comprar para alquilar?

Y una vez que os hayáis decidido y convertido en flamantes propietarios de una segunda residencia –ya sea en la costa o en el interior- ¿qué uso pensáis darle? La respuesta más obvia es la de disfrutarla durante los fines de semana o los periodos vacacionales y eso es precisamente lo que contesta el 65% de los actuales propietarios, pero esta no es la única opción que tenéis.

Casi tres de cada diez propietarios admite ponerla en alquiler, a largo plazo (un 27%) o mediante el arrendamiento turístico (un 8%). El alquiler sigue siendo una de las mejores fórmulas para amortizar una segunda vivienda, así lo confirman las cifras de Urban Data Analytics (uDA), empresa de análisis de datos, que afirma que un alquiler a largo plazo en la costa más cercana al mar ronda los 712 euros mensuales de media y establece la rentabilidad media del litoral en el 5,5% anual.

No obstante, los ingresos varían mucho en función de que costa se trate. La costa de Lugo (7,4%), la de Huelva (6,6%), la de Las Palmas de Gran Canaria (6,5%) y la de Murcia (6,3%), son las que proporcionarán una mayor rentabilidad a quienes arrenden su propiedad.

Si queréis conocer todas las opciones para obtener un rendimiento económico de vuestra segunda residencia, podéis consultar esta entrada.

Y vosotros ¿preferís la playa o el pueblo?

 

 

Leave A Comment