Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Ruido constante? Como devolverle la tranquilidad a vuestro hogar

Si os parece que estáis escuchando a Pimpinela, al oír las discusiones de vuestros vecinos; si el reguetón no es vuestra música favorita y aun así os veis obligados a oírlo a todas horas o si sentís el ruido de las motos y los coches que circulan por la calle como si estuvieran atravesando vuestro salón, el diagnóstico está claro: tenéis un problema de contaminación acústica.

Y es que según el “Mapa del ruido en el hogar” elaborado por Danosa, los ruidos más molestos proceden del tráfico -que genera el 80% del ruido ambiental de las ciudades- y de las conversaciones de los vecinos (20%) No obstante, en la mayoría de los casos, no es que los vecinos conversen en un tono excesivamente alto, sino que la estructura de las viviendas contribuye a amplificar los sonidos.

Probablemente estéis un poco cansados de esta situación, pero no os preocupéis, se le puede poner remedio. Dependiendo de vuestro presupuesto y de las ganas que tengáis de meteros en reformas, son varias las acciones que podéis llevar a cabo para mejorar el aislamiento sonoro de vuestro hogar. El equipo de Casaktua os muestra cuales son las más efectivas:

Pintura aislante

¿Pintura? Si, quizá parezca increíble, pero con una simple capa de pintura se puede absorber el ruido y minimizarlo hasta en un 30%. Por supuesto, no sirve cualquier tipo de pintura, el secreto está en su composición, partiendo de una base de látex y agua, esta pintura lleva microesferas, filtros y resinas que crean una eficiente membrana aislante.

Ventanas insonorizadas

Lo más aconsejable son las ventanas de doble cristal. Están compuestas por dos vidrios separados que crean una cámara de aire estanca entre ambos. Los vidrios deben tener un grosor mínimo de 6 mm y si elegimos la estructura de la ventana en PVC, eso contribuirá a amortiguar las ondas sonoras. Si esto no fuera suficiente, podéis instalar otra ventana complementaria, así se duplicará el efecto aislante.

Y no os olvidéis de las cajas de las persianas, son como una ventana abierta tanto para los ruidos como para el calor y el frío, así que, si colocáis una capa de material aislante en su interior, estaréis resolviendo dos problemas de una vez.

Paredes reforzadas

Instalando paneles de yeso laminado o fibra de celulosa y rellenando la cámara de aire con un material aislante (fibra de lana, caucho…) podéis crear una doble pared. Se reducen los ruidos, pero el inconveniente es que se pierde espacio útil en la estancia (unos 10 cm)

La alternativa que no requiere obras y que no resta espacio, es la colocación de un panel de material aislante -como el corcho- directamente sobre la pared. Si lo diseñáis adecuadamente, además, puede convertirse en un original elemento estético.

No obstante, si no queréis demasiadas complicaciones, siempre podéis probar trucos como vestir vuestro hogar con gruesas cortinas, tapices y alfombras o colocar estanterías llenas de libros que ayudarán a mitigar –aunque no eliminarán- los ruidos.

 

2019-04-30T13:56:21+00:00 25 abril, 2019|Tags: , , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment