Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Vais a reformar el baño? Así parecerá más grande y elegante

Con el paso de los años, ha aumentado el número de baños en los hogares, pero se han reducido sus proporciones. Antes lo habitual era disponer de un único baño con un buen tamaño. Hoy en día, en las casas de nueva construcción, prácticamente se ha estandarizado la obligatoriedad de disponer de dos baños, pero algunos son muy pequeños y en otros casos se trata de un baño y un minúsculo aseo.

La practicidad se ha impuesto ante la comodidad, porque, si bien con dos baños las familias pueden organizarse mejor, también es cierto que, en ocasiones, sus dimensiones son tan reducidas que apenas se pueden mover en su interior.

Algo que también ha cambiado en los últimos tiempos es la importancia decorativa que se le da a los baños, antes casi no se pensaba en ellos como parte de la decoración de la casa, porque su función era meramente utilitaria. Era frecuente que estuvieran completamente alicatados de blanco y que apenas sufrieran reformas a lo largo de los años. Ahora, todo el mundo desea un tener un baño grande, cómodo y elegante, que sea práctico para el día a día pero que también sea del gusto de las visitas.

Si eso es lo que estáis buscando -combinar utilidad con elegancia- estáis en el lugar indicado. El equipo de Casaktua os ha preparado una serie de consejos:

Sustituir la bañera por un plato de duchareformar el baño

Es una de las modificaciones más significativas que podéis llevar a cabo en vuestro baño. Si ya no tenéis niños pequeños o si nunca os dais baños de espuma, ¿para qué necesitáis una bañera? Podéis reemplazarla por un plato de ducha e instalar una columna de hidromasaje y una mampara de cristal. Ahorraréis espacio y ganareis en seguridad a la hora de entrar y salir de la ducha. Pasaréis de ducharos rápidamente en el interior de la bañera a disfrutar de una experiencia relajante gracias a la combinación de chorros y al efecto lluvia cayendo sobre vuestras cabezas.

Eliminar los elementos superfluos

Si vuestro baño no es muy grande, debéis pensar detenidamente si necesitáis todos los elementos que contiene. El bidé se ha convertido en una pieza indispensable, pero ¿realmente lo es? Plantearos cuántas veces lo utilizáis y pensad que podría sustituirse por una ducha higiénica, instalada al lado del inodoro. Aún no están muy extendidas, pero son una alternativa ideal para vuestra higiene íntima, si queréis deshaceros del bidé.

El espacio de almacenaje es siempre un problema, porque parece que nunca es suficiente. Analizad vuestras necesidades y pensad también que cuanto más espacio tengáis más cosas innecesarias guardaréis. Un espacio limitado os ayudará a ser más selectivos y a eliminar–e, incluso, a no comprar- aquellos productos que no necesitéis.

Elegir los azulejos perfectos

Si la estancia dispone de luz natural, tendréis más libertad a la hora de elegir el alicatado, pero si no tiene ventanas, es importante que os decantéis por azulejos de colores claros y brillantes.

Pueden serviros también para jugar ópticamente con las dimensiones de vuestro baño. Si este tiene techos altos, colocad los azulejos en horizontal para ampliar el tamaño. Si, por el contrario, los techos son bajos, será mejor situarlos en posición vertical, así aumentaréis visualmente su altura.

Los materiales (cerámico, porcelana, cristal…), los tamaños (desde gran formato hasta gresite), y los diseños (metro, hidráulico, rústico…) son innumerables y de su elección dependerá la imagen final obtenida. Algo que nunca falla es elegir la mayor pared o aquella donde esté situada la ducha y darle todo el protagonismo con un azulejo llamativo y con personalidad, que contrastará con un alicatado más neutro en el resto de las paredes. Vuestros invitados nunca habrán visto un baño igual.

Muebles y sanitarios suspendidos

De nuevo jugando con los efectos visuales, si colocáis muebles y sanitarios volados, transmitiréis una gran sensación de ligereza y de espacio libre, ya que la visión del suelo no se verá interrumpida.

Un mueble bajo suspendido, un lavabo de diseño sobre encimera y un gran espejo minimalista es todo lo que necesitáis para aportar estilo a vuestro cuarto de baño. Si os hace falta más sitio para guardar cosas, podéis elegir un armario-espejo o situar en un lateral un módulo columna. Ambas soluciones ampliarán la capacidad de almacenaje sin apenas restar espacio.

Con una cisterna empotrada y un inodoro volado, estaréis recuperando hasta 15 cm de espacio. Si, además, elegís un modelo de menor tamaño, continuaréis ganando centímetros y podréis seguir dándole el mismo uso.

Otra de las ventajas de los muebles y los sanitarios suspendidos es que os facilitarán la tarea de limpiar los suelos, al no obstaculizarlos y no crear recovecos entre unas piezas y otras. Además, esta opción le dará un toque moderno y un estilo elegante, -casi como en un hotel- a vuestro cuarto de baño.

Si reformáis el baño siguiendo estas recomendaciones, al entrar os sentiréis como en un spa: en un ambiente agradable, placentero y funcional.

2019-06-28T12:37:00+00:00 25 junio, 2019|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment