Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Quieres vender tu casa? Pasos a seguir

Ha llegado el momento. Tu vida ha evolucionado, tus circunstancias personales han cambiado y has decidido vender tu casa, ahora te planteas ¿cómo lo hago?

Los expertos de Casaktua te dan las claves para vender tu vivienda de forma rápida y sencilla:

  1. Prepara cuidadosamente el escenario de venta

Tienes que dejar de pensar en la casa como tu hogar y verla como un escaparate que debe agradar a los futuros compradores. Uno de los principales errores a la hora de vender un inmueble es creer que no hay que tocarlo, que se venderá en el estado en el que esté.

Si queremos potenciar su venta, la vivienda no puede ofrecer una imagen descuidada, con aspecto de llevar mucho tiempo deshabitada o de ser la típica casa heredada de la abuela.

Los compradores quieren imaginarse viviendo allí. No se trata de hacer una reforma completa, pero sí de despejar los espacios, lograr un ambiente más neutro (retira todas las fotos de familia y los souvenirs comprados en tus viajes) y aportar pequeños detalles decorativos que centren la atención visual y le den carácter.

  1. Toma buenas fotografías

Hoy en día, los compradores realizan la primera toma de contacto con una posible vivienda a través de Internet. Las fotografías son determinantes para que una casa entre dentro de sus posibles opciones y decidan visitarla en persona, o para que la eliminen directamente.

Por eso, es fundamental disponer de una buena galería fotográfica que saque partido a los puntos fuertes y minimice los fallos. Lo más recomendable es que un fotógrafo profesional realice una sesión, pero también podemos hacerla nosotros mismos si contamos con una cámara adecuada y algunos conocimientos básicos.

  1. Establece un precio razonable

El mercado inmobiliario ha cambiado profundamente, por eso hay que tener en cuenta las circunstancias actuales y no aferrarse a las que había cuando nosotros adquirimos la vivienda. Trata de olvidar lo que te costó o el dinero que has invertido en ella y valora objetivamente otros factores como la situación del mercado actual, el precio medio de viviendas parecidas en la misma zona o el estado real de la casa.

  1. Anúnciala por todas las vías

Métodos tradicionales como colocar un cartel en la ventana o en el portal, informar al portero de nuestras intenciones o poner letreros en tablones de anuncios no tienen por qué ser descartados, pero deben convivir con otros más actuales y altamente efectivos.

Existen numerosos portales inmobiliarios en los que se puede publicar el anuncio de forma gratuita, aunque también dan la opción de destacarlo pagando una pequeña cuota. Súbelo a todos los que puedas y utiliza también las redes sociales como Facebook o Twitter para anunciar tu propiedad. Los mensajes de los anuncios deberán ser breves, descriptivos y originales, -y, por supuesto ir acompañados de la estupenda galería fotográfica- así conseguirás llamar la atención y diferenciarte del resto.

  1. Organiza el papeleo

Los documentos que necesitarás ante una posible venta y que puedes ir recopilando con tiempo son el título de propiedad, la nota simple, el certificado de deuda pendiente, la célula de habitabilidad, el certificado energético, los recibos del IBI y la certificación de la inspección técnica del edificio.

  1. Relaciónate bien con los posibles compradores

La comunicación es básica, mentalízate para atender el móvil o el correo electrónico en cualquier momento y se flexible a la hora de organizar las visitas a la vivienda. Se amable y muestra la casa sin atosigar al posible comprador, dejándole su tiempo para que la recorra a su aire y pueda imaginarse viviendo en ella.

  1. Negociación calmada y meditada

Con las primeras ofertas llegará el momento de la negociación. Muéstrate dispuesto a negociar, pero no desesperado por vender y tomate tu tiempo para dar una contestación, pero no te eternices o el comprador perderá el interés.

  1. Venta exitosa

Cuando finalmente lleguéis a un acuerdo, el último paso será formalizar ante notario la escritura pública de la vivienda y que el nuevo propietario pueda inscribir la casa en el Registro de la Propiedad bajo su nombre.

Llegados a este punto final podrás decir: ¡Adiós, antiguo hogar y hola, nueva vida!

2018-11-23T12:10:08+00:00 20 noviembre, 2018|Tags: , , , , , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment