Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Property Chain: vender para comprar

La mayoría de las personas que compran una vivienda practican el property chain. No, no se trata de un deporte de riesgo, sino de algo tan habitual como vender su casa para adquirir una nueva con los ingresos obtenidos.

El mercado inmobiliario español no es tan activo como otros y la venta de vivienda residencial conlleva una media de 8 meses. Esto supone un problema para los compradores que sustituyen una casa por otra, ya que lo más habitual es que encuentren la vivienda que desean comprar, antes de que hayan podido vender la suya.

Reformar casa para vender

Reformar-casa

Muchos vendedores –inspirados por programas de tv como Vender para Comprar– deciden reformar su vivienda para reducir el tiempo de venta e incrementar su valor. Es una buena idea, pero hay que ser conscientes de que no es infalible y de que el precio no se va a disparar: como máximo, y tras invertir una buena suma, podría mejorarse en un 20%.

Es recomendable revisar los precios de otros inmuebles de la misma zona y comparar entre los que están reformados y los que no. El presupuesto destinado a la reforma no debería superar el 50% de la diferencia.

Si os encontráis en esta situación, pero no estáis muy seguros sobre si merece la pena dedicar dinero a una vivienda de la que os vais a deshacer, quizás lo más productivo sea llevar a cabo una renovación superficial: requiere una menor inversión y el resultado es efectivo. Existen algunas claves para sacarle el máximo partido a esta renovación, los expertos de Casaktua las explican:

 

Reformar la cocina para vender casa

Reformar la cocina

  • Multiplicar la luz: uno de los aspectos que más valoran los compradores es la luminosidad. Retirad todos los elementos que interrumpan el flujo de la luz natural –persianas bajadas, gruesas cortinas- y permitid que llegue a todos los rincones. En las zonas donde no llegue, podéis complementarla con discretos puntos de luz artificial.
  • Colores neutros: seguramente, ese tono verde mint os parecía el más cool para vuestro salón o el living coral quedaba perfecto en vuestro dormitorio, pero quizá los compradores no opinen lo mismo y puedan verse ahuyentados por unos colores demasiado originales. Dadle una mano de pintura neutra –blancos, beiges…- a las paredes y aprovechad para eliminar el gotelé.
  • Rejuvenecer cocina y baños: la reforma de estos espacios suele ser de las más caras, ya que implica el cambio de suelos, azulejos, muebles…, pero para vender el piso, no es imprescindible que la hagáis vosotros, con darle un lavado de cara será suficiente. Vuestra mejor aliada será la pintura: existen esmaltes especiales que conseguirán que los azulejos y los suelos pasen de la década de los setenta al siglo XXI. Los muebles de la cocina también serán otros tras recibir una capa de pintura y cambiar los tiradores.
  • Cambiar la bañera por un plato de ducha: es una de las reformas más valoradas. Los compradores prefieren que, al menos uno de los dos baños, cuente con plato de ducha en vez de bañera: es más práctico, seguro y fácil de limpiar.

 

Tras introducir estas novedades, la vivienda transmitirá una sensación de limpieza, serenidad y frescura y a los compradores les resultará más fácil imaginarse viviendo en ella. Con un poco de suerte, podréis venderla rápidamente y comprar la casa de vuestros sueños.

2019-05-09T13:33:37+00:00 7 mayo, 2019|0 Comments

Leave A Comment