Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Cómo sacarle todo el partido a una segunda residencia?

Cuando se plantean adquirir una segunda residencia, muchas personas dudan porque consideran que no van a poder aprovecharla al máximo, que se limitarán a utilizarla en periodos vacacionales y que el resto del tiempo permanecerá cerrada. Sin embargo, ser propietario de una segunda vivienda ofrece más posibilidades de las que pudiera parecer en un primer momento. El equipo de Casaktua las ha analizado:

Uso y disfrute

Según el IV Estudio de Casaktua, se trata de la opción más extendida: el 51% de los propietarios de segunda vivienda la tiene para uso propio. ¿La razón? El disfrute de un hogar alternativo en vacaciones, fiestas y fines de semana. Eso sí, es aconsejable que no esté ubicada demasiado lejos, o las horas de viaje y el coste del desplazamiento se convertirán en obstáculos para su uso habitual.

Alquiler vacacional

Alquiler vacacional segunda residencia

Es una opción que ha existido siempre para obtener un dinero extra, sobre todo en el caso de los apartamentos cercanos a la playa. La irrupción de la economía colaborativa y la integración de las nuevas tecnologías ha hecho que su procedimiento sea mucho más sencillo y que se haya multiplicado el número de viviendas en alquiler vacacional. Solamente es necesario crear un perfil en una web de arrendamiento temporal, subir unas buenas fotos y prepararse para recibir a los huéspedes. Tal y como muestra el mismo estudio de Casaktua, se trata de una alternativa por la que ya apuesta el 17% de los propietarios.

Alquiler de larga duración

Se trata de un sistema que sigue siendo rentable en función de factores como la situación de la vivienda, la ocupación, la temporada o el precio. De hecho, según comprobó el portal inmobiliario en su informe, el 32% de las segundas residencias se destina a este fin. En el caso de las viviendas de costa, una buena idea es buscar inquilinos entre el personal sanitario, o de centros educativos. Es un público que trabaja lejos de su lugar de procedencia y en los meses verano vuelve a sus casa,así se tendrá el apartamento libre durante la época estival.

Set de rodaje

¿Habéis pensado alguna vez de donde salen esas casas que aparecen en las películas o en los anuncios? En muchos casos se trata de casas auténticas que son alquiladas por sus propietarios para los rodajes. Está muy extendida la idea de que las productoras de cine y los estudios de publicidad buscan solamente localizaciones lujosas e inaccesibles, pero, en realidad, necesitan todo tipo de entornos: pisos céntricos, chalets modernos, casas de pueblo, viviendas sin amueblar, lofts….

Lo más importante es que la casa cuente con mucha luz natural y un tamaño entre 90 y 120 metros cuadrados para que el equipo pueda moverse durante la filmación. Los beneficios varían dependiendo del tiempo empleado y de las características de la producción, pero habitualmente oscilan entre los 500 y los 3.000€ diarios. ¿No está nada mal, verdad?

Ahora que ya conocéis más opciones, dependerá solo de vosotros el sacarle el máximo partido a vuestra segunda residencia, ¿o preferís tenerla cerrada?

Leave A Comment