Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Mudanza, trámites burocráticos a tener en cuenta

Las mudanzas no solo consisten en organizar nuestros objetos personales y en contratar una empresa para que se encargue del desplazamiento de los objetos y muebles. También es inevitable realizar una serie de trámites burocráticos que os permitirán instalaros lo más rápido posible. Sin embargo, existen muchas maneras de hacer de la mudanza una experiencia agradable.

A continuación, los expertos de Casaktua.com os detallan los trámites que debéis realizar antes y durante la mudanza:

Modificar los datos bancarios. Es muy importante actualizar la información relativa a los datos bancarios. De esta manera, la correspondencia y demás información será enviada a vuestra nueva dirección. Además, deberéis cambiar los datos personales que aparecen en el DNI y en el permiso de conducción, como es la dirección, así como la información catastral. Para ello, tendréis que acudir al Ayuntamiento y daros de alta en el censo del empadronamiento de vuestro municipio.

Altas y bajas de los suministros. Seguro que no os habéis parado a pensar que debéis contactar con las empresas que suministran el agua, teléfono, luz y gas y avisar en dar de baja los servicios de la vivienda. Normalmente, suele tardar entre 3 y 5 días. Asimismo, para instalaros de la mejor manera posible, deberéis solicitar el alta en el nuevo domicilio. Aquí, el plazo también es el mismo que para la baja. En esta web encontraréis toda la información relacionada con la puesta en servicio de electricidad y gas.

Si la vivienda cuenta con el servicio de luz o de gas, os recomendamos solicitar el cambio de titularidad de los suministros y aportar la lectura del contador. De esta manera, os permitirá ahorrar el alta nueva, que suele ser más cara.

Contratar un seguro. Si habéis solicitado un préstamo hipotecario para comprar una vivienda, tendréis que contratar un seguro. Si, por el contrario, no habéis recurrido a una hipoteca, o si os habéis ido de alquiler, necesitaréis contratar un seguro por vuestra cuenta. Una buena opción es mantener vuestra anterior compañía. Si así lo deseáis, solo bastaría con informar de los datos de la nueva vivienda. Si no estáis contentos con vuestra compañía actual, siempre podéis buscar una nueva que cubra mejor vuestras necesidades.

Recordad que el seguro del hogar protege los muebles y demás objetos de la vivienda contra robos, pero también si hay siniestros, incendios, daños causados por el agua, entre otros. Además, actúa como responsable civil en caso de rupturas de tuberías, incendios o accidentes que causen daños en la vivienda de un tercero.

Cambiar los datos sanitarios y elegir un nuevo médico. En caso de que os mudéis a un nuevo barrio o ciudad, tendréis que elegir un nuevo médico. Por ello, deberéis acudir al centro de salud correspondiente, y aportar documentación como el certificado de empadronamiento.

¡Esperamos que con estos consejos la mudanza no se convierta en vuestra peor pesadilla! 😉

2018-07-27T09:12:07+00:00 24 julio, 2018|Tags: , , , |0 Comments

Leave A Comment