Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Instalar una chimenea en tu casa ¿por qué no?

Encendemos la tele y están echando la típica película americana en la que una pareja se acurruca frente al fuego, delante de su chimenea. Que escena más evocadora y romántica, que sensación de calidez…, ¡que envidia! ¿Por qué mi casa no tiene chimenea? ¿Podría poner una?

La posibilidad de instalar una chimenea en una vivienda que no la tenía previamente, depende de muchos factores, los dos más importantes son la clase de chimenea y el inmueble donde vaya a ser instalada.

Los profesionales de Casaktua nos explican los diferentes tipos chimeneas que existen y cuáles son sus características:

  • De leña

Se trata del hogar clásico, con sus troncos de leña y sus vivas llamas. Es el que más calor desprende, pero tiene bastantes inconvenientes: requiere espacio extra para almacenar la gran cantidad de leña que consume, ensucia mucho debido a la ceniza, si se descuida puede causar accidentes y para su instalación necesita un tiro de obra. Además, solo podría colocarse en una vivienda independiente, nunca en un piso.

  • De gas

Suponen la evolución de las chimeneas de leña, más sencillas de utilizar y con menos dificultades de instalación. No producen residuos ni humo, se encienden de forma automática, apenas quitan espacio y para su colocación precisan un tiro más pequeño. El principal inconveniente reside en el precio, tanto el de la propia chimenea (hasta diez veces superior al de una chimenea de leña) como el del gas que emplea, que es más alto que el de la leña. E, igual que en el caso anterior, su instalación tan solo es posible en viviendas unifamiliares, no en pisos.

  • De bioetanol

El bioetanol es un combustible de origen vegetal que no supone una amenaza para el medioambiente, ya que su ignición es limpia. Como sus emisiones no son nocivas, no es necesario instalar un tiro. Este tipo de chimeneas es una de las mejores opciones: proporciona llamas reales, su rendimiento energético es del 100% – al no llevar tiro, no existe pérdida de calor-, puede regularse su temperatura y no requiere instalación profesional. La dificultad para encontrar el bioetanol y su elevado coste son las desventajas de este tipo de chimenea. Su principal ventaja es que -al no ser necesaria una instalación profesional- puede colocarse en cualquier vivienda.

  • Eléctricas

Entramos en la categoría de las chimeneas exclusivamente decorativas. Las eléctricas son absolutamente seguras, no producen fuego real, así que no generan ni humos, ni residuos, ni contaminación. Las primeras chimeneas eléctricas básicas eran planas, – pantallas con imágenes de fuego-, pero lo más frecuente, hoy en día, de hoy son las chimeneas eléctricas 3D que imitan las llamas mediante juegos de luces LED y, en a veces, incluyen leña falsa que simula estar quemándose.

Además, al estar conectadas a Internet, es posible integrarlas en la domótica de nuestra casa y programarlas desde cualquiera de nuestros dispositivos móviles.

Estudiad bien todos los pros y los contras, evaluad cual es la que mejor se adapta a vuestras circunstancias y conseguiréis tener vuestra chimenea de película.

2018-12-26T17:31:59+00:00 21 diciembre, 2018|Tags: , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment