Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Objetos feos pero necesarios? Juguemos al escondite

En todas las casas hay objetos, aparatos y otros trastos que no son agradables estéticamente pero que necesitáis tener a mano. Probablemente, hayáis pasado mucho tiempo perfeccionando la decoración de vuestro hogar y esos detalles desentonan absolutamente con el diseño que -con tanto esfuerzo- habéis creado. Si no podéis prescindir de ellos, pero os desagrada verlos constantemente, solo queda una opción: esconderlos.

El equipo de Casaktua ha preparado una serie de imaginativas ideas para ocultar esos elementos poco atractivos:

RecibidorDecorar recibidor

Es la tarjeta de presentación de la casa y lo primero que ve todo el mundo al entrar. El problema es que suele ser la estancia donde os despojáis de vuestros abrigos y zapatos, así que necesitáis un lugar donde almacenarlos discretamente.

Si tenéis la suerte de contar con un armario empotrado o con bastante sitio como para emplazar uno, debéis aprovecharlo al máximo: una barra para las chaquetas, un zapatero extensible en la parte inferior y una percha especial para colgar bolsos. Así tendréis a vuestro alcance todo lo que necesitáis al entrar o salir.

Si no cabe un armario, hay otras soluciones de almacenaje decorativo. En vez de colocar el típico mueble de recibidor, podéis decidiros por un zapatero con espejo. Al ser estrecho y alto, disimulará su cometido como armario de zapatos y, al contar con el espejo, ampliará ópticamente el ambiente y os servirá para echar el último vistazo a vuestro look antes de salir.

Otros de los elementos “feos” que suelen estar en el recibidor son los cuadros eléctricos. Existen varias formas de ocultarlos: forrándolos con papel, con armario específico, con un cuadro…, pero nosotros os recomendamos una manera práctica y elegante: con un tapiz. Se trata de una opción poco vista y que os permite elegir entre miles de motivos (étnicos, geométricos, obras de arte…) aquel que más se ajuste a la imagen de vuestra casa. Solo tenéis que fijar a la pared una barra de cortina a medida y colgar el tapiz de forma que cubra los cuadros eléctricos. Nadie sabrá que están ahí, y cuando tengáis que acceder a ellos, solo deberéis levantarlo.

Tendedero y cocina

El espacio de la cocina suele ser bastante reducido y en él confluyen numerosos objetos poco estéticos pero imprescindibles. El primero de ellos es el propio tendedero, donde colgar la ropa para su secado. Lo mejor es olvidarse de las cuerdas o de los tendales plegables y elegir uno de techo. Tienen mayor capacidad, y cuando no lo estéis utilizando podéis elevarlo para que no moleste.

La aspiradora es otro de los aparatos sin los que no podéis vivir pero, con su máquina y sus largos tubos, nunca acabáis de encontrar una posición idónea para guardarla mientras no la estáis usando.  Una buena idea es encargar un armario a medida y, en su interior, colocar un soporte para aspiradoras que mantendrá todos sus elementos sujetos y organizados.

¿Y la tabla de planchar? Para ese armatoste que no sabéis donde colocar y que nunca se mantiene de pie cuando lo ponéis tras una puerta, tenemos una alternativa y no os la vais a creer: una tabla plegable dentro de un cajón. Si, algo así existe. Lo que  os estaréis preguntando es ¿por qué no nos hemos enterado antes? Si vais a cambiar los muebles de la cocina, es el momento de instalarla y hacer pasar a la historia la molesta tabla de planchar tradicional. Ahora, cuando terminéis de planchar, tan solo tendréis que guardar la tabla en su cajón y olvidaros de ella hasta la siguiente vez.

Si no tenéis una gran alacena, seguramente nunca encontréis espacio suficiente para almacenar bebidas, comida, líquidos de limpieza u otros productos no perecederos y acabéis amontonándolos en cualquier rincón. Para ello, os proponemos un espacio “muerto” en el que seguramente no habíais reparado y que os permitirá ampliar el almacenaje en vuestra cocina. Se trata de la franja estrecha que queda debajo de los muebles y que suele estar cubierta con un tablero decorativo. Normalmente el tablero se puede quitar y poner con facilidad. Ese “escondite” resulta ideal para guardar latas de refresco, botellas o conservas. Para que os sea más fácil mantenerlas organizadas y acceder a ellas, podéis meterlas dentro de las típicas cajas de almacenaje con ruedas que se venden para la parte inferior de las camas. Será vuestra “despensa oculta”.

Dormitorio

¿Ya no sabéis donde colocar tantos collares, pendientes, pulseras… y otros accesorios? Son bonitos, pero tienden a perderse y a aparecer desperdigados por mesillas, lavabos, mesas o estantes. Una ingeniosa propuesta es utilizar un espejo con fondo secreto. Se trata de un espejo de cuerpo entero con varios centímetros de fondo que se puede abrir como si fuera una puerta y esconde en su interior un completo organizador con divisiones específicamente diseñadas para cada tipo de complemento. Cuanto lo tengáis, no entenderéis como habíais podido vivir sin él.

 

 

 

2019-07-23T08:55:03+00:00 18 julio, 2019|Tags: , , , |0 Comments

Leave A Comment