Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Ideas para estrenar cocina sin hacer reforma

La cocina es probablemente la estancia de la casa en la que más horas pasáis y a la que más uso le dais: cocinar, fregar platos, abrir y cerrar los armarios y la nevera… Si además la lavadora y el tendedero están en la cocina, también os encargaréis de hacer la colada y tender la ropa mojada. Y si es suficientemente espaciosa, es probable que vuestros desayunos y cenas rápidas, también se desarrollen en ella. Por ello, seguro que os encantaría volver a estrenar cocina, pero sin tener que hacer reforma.

Y es que con ese uso intensivo al que la sometemos, es también uno de los espacios que es necesario reformar con más frecuencia para renovar muebles, suelos, azulejos y electrodomésticos. Sin embargo, la reforma completa requiere una importante inversión e incómodas molestias hasta que la obra está terminada.

Por suerte, existen otras opciones que os permitirán darle una nueva vida sin que vuestro bolsillo ni vuestra tranquilidad se resientan. En Casaktua queremos daros algunos trucos para que estrenéis cocina sin hacer reforma:

Azulejos

¿No pueden estar más anticuados y cada vez que los miráis os dan ganas de coger una piqueta y hacerlos pedazos? Refrenad vuestros instintos estrenar cocinadestructores y pensad que existe una alternativa mucho más barata, que además os evitará ruidos y suciedad: la pintura.

Con esmaltes sintéticos especiales cubriréis estas superficies y les daréis una nueva apariencia. Además de cambiar el color, taparéis posibles estampados (frutas, animales…) y grecas, que eran habituales en los modelos de hace unos años, pero que ahora han quedado completamente desfasados. Os recomendamos utilizar colores claros y neutros, en el caso contrario el resultado podría cansaros o incluso llegar a agobiaros.

Suelos

También podríais pintarlos con una resina biocomponente, pero la loseta adhesiva es una solución más resistente para el uso diario y su instalación es muy sencilla. Además, los acabados son muy diversos y eligiendo un diseño que imite la madera o de mosaico, aportaréis un plus de estilo.

Armarios

Uno de los elementos más caros a la hora de renovar una cocina es el mobiliario. En muchas ocasiones, los muebles se encuentran en buen estado, pero resultan tan trasnochados que transmiten una sensación muy anticuada de toda la habitación. Si la estructura de los armarios se conserva en buenas condiciones, podéis hacer dos cosas: cambiar solamente los frentes (puertas y cajones) o pintarlos y sustituir los tiradores. En ambos casos conseguiréis el mismo objetivo: modernizar totalmente la imagen de vuestra cocina y sentir que la volvéis a estrenar, pero sin meteros en reformas.

Encimera

Posáis sobre ella ollas calientes, la utilizáis como tabla para cortar, la mojáis constantemente, la golpeáis con objetos pesados, la sometéis a fregados continuos y agresivos… Se trata de la encimera, una de las superficies que más sufren de toda la cocina. Las laminadas suelen acabar con la capa superior hinchada por la acción del agua y las de madera llenas de manchas o con marcas de quemaduras. Afortunadamente, resulta sencillo sustituir la encimera por una nueva de piedra natural (granito, mármol), porcelánica o de cuarzo compacto. Solo tenéis que medir y utilizar la antigua encimera como plantilla para la nueva, así os asegurareis de que los huecos de la vitrocerámica y el fregadero coinciden con precisión.

Electrodomésticos

Con la nevera, la lavadora y el lavavajillas sucede algo parecido que con los armarios. Puede pasar que funcionen correctamente pero que su aspecto exterior esté deteriorado, especialmente si son blancos. En estos casos, la solución más rápida y fácil es cubrirlos con vinilos. Los podéis elegir en colores lisos -incluso imitando a acero- o poneros creativos y darle un toque divertido. ¿Os imagináis convertir vuestra nevera en una de las icónicas cabinas rojas londinenses?, ¿o llenar el exterior de vuestra lavadora de graciosas burbujas? Pues, tratándose de vinilos, casi todo es posible.

Detalles originales

Para rematar el resultado de la renovación podéis incluir algún elemento original en vuestra cocina, algo que llame la atención y que la haga estrenar cocinadiferente a las demás.

Una idea sencilla y efectista es pintar una de las paredes o de las puertas con pintura de pizarra, así podréis utilizarla para hacer la lista de la compra, para dejaros mensajes o para que los niños se entretengan mientras hacéis la cena, ¡os encantará!

Otra propuesta es introducir un mueble especial que contraste con el resto de la decoración. Podéis restaurar una mesa de cocina o una alacena de los años 70. Sin duda, se convertirán en la pieza central de este espacio.

¿Y qué tal si reutilizáis un palé para fabricar un jardín vertical de hierbas aromáticas? Es una idea genial que hará que vuestra cocina se llene con un delicioso olor a orégano, tomillo, albahaca o canela. Su montaje y mantenimiento son más fáciles de lo que podáis imaginar, y vuestro olfato y vuestros platos os lo agradecerán.

Vuestros invitados alucinarán al descubrir toda esa verde variedad en la pared, nunca habrán visto nada igual.

Si queréis más ideas sobre cómo transformar vuestro hogar sin reformas, podéis consultar esta entrada.

2019-08-20T13:17:40+00:00 14 agosto, 2019|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment