Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¡Hasta el año que viene!

Ya es enero y toca “recoger” la Navidad y recuperar la rutina hogareña. Han pasado aquellos días de decoración navideña, reuniones familiares, regalos, etc. y es posible que tu casa se encuentre algo menos ordenada y limpia de lo normal. Por ello, desde Casaktua te damos estos consejos:

Organización, ante todo. El primer paso es quitar todos los adornos navideños. En este caso os proponemos empezar por el árbol de Navidad, continuar por el Belén y terminar con el resto de aderezos navideños. A la hora de guardarlos ten en cuenta que el año que viene vas a volver a utilizarlos, por lo que sería aconsejable almacenarlo todo con cierto orden: limpiar los adornos, enrollar las luces alrededor de un tubo para evitar enredos, envolver de forma individual y segura las figuras más frágiles, almacenarlos en lugares de poca humedad, etc. Y ¡muy importante! si todos decoran, todos recogen.

Piensa en verde. Todo aquello que no vayas a utilizar recíclalo. Seleccionar bien la basura y desecharla en los contenedores adecuados a cada tipo de material es algo imprescindible. Si has elegido un árbol de Navidad natural, no lo tires al contenedor. Algunos ayuntamientos ya poseen servicios públicos de recogida de abetos tras las fiestas que aprovechan después en parques u otras infraestructuras exteriores.

Limpieza a fondo. Ha llegado el momento de dejar la casa como la patena. La cocina es la zona que seguramente necesite una limpieza más a fondo, por lo que os aconsejamos empezar guardando la vajilla carísima que has utilizado para las cenas familiares y continuar con la limpieza de la nevera y armarios. Si has tenido invitados, no hay que olvidar cambiar la ropa de cama, airear habitaciones, etc. También puedes optar por llevar a la tintorería las prendas más delicadas. Ahorrarás tiempo y las tendrás preparadas para la siguiente ocasión especial.

¿Dónde guardo tantos trastos? Los reyes, en mayor o menor medida, habrán dejado tras de sí varios restos de cajas, plásticos y papel de regalo, sobre todo si hay niños en casa. Conserva los embalajes y tickets que vayas a necesitar, por si se produjera alguna avería o hubiera que hacer alguna devolución o cambio. Seguro que tienes algún armario, trastero o espacio donde poder almacenarlos y que no molesten.

Manos a la obra y… ¡feliz vuelta a la rutina!

2017-04-19T15:17:04+00:00 8 enero, 2016|Tags: , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment