Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Habéis invertido en una casa para alquilar? Así os afecta la nueva normativa

Tras pensarlo mucho, finalmente decidisteis invertir en una vivienda con el objetivo de alquilar y obtener unos ingresos mensuales asegurados. Elegisteis la mejor zona, conseguisteis un precio razonable y ya habéis preparado la casa para que los potenciales inquilinos puedan entrar a vivir.
Pero resulta que acaba de entrar en vigor un nuevo marco normativo que regula los alquileres, y ahora os surgen algunas dudas al respecto. ¿Cuáles son los cambios más importantes?, ¿en qué os afectarán como arrendadores? El equipo de expertos de Casaktua os lo explica:
Gastos
Los gastos administrativos (gestión y firma del contrato) correrán a cuenta del casero cuando este sea una persona jurídica.

Fianza
Hasta ahora, además de una mensualidad completa a modo de fianza, el casero podía exigir a su inquilino todo tipo de avales. Con la nueva ley, las garantías adicionales exigibles serán como máximo dos mensualidades.
Duración mínima
El plazo legal mínimo en que el inquilino puede permanecer en la casa pasa de tres a cinco años o a siete años, si el arrendador es una persona jurídica. Esta medida pretende ser una garantía para los arrendatarios, que podrán permanecer durante más tiempo en un piso alquilado sin tener que prorrogar el contrato.
IPC como límite
El propietario solo podrá incrementar la cuota de alquiler el mismo porcentaje que suba ese año el Índice de Precios al Consumo (IPC). Se plantea la posibilidad de realizar una subida extraordinaria -siempre de mutuo acuerdo con el inquilino- en el caso de que se lleven a cabo obras de mejora en el inmueble durante la duración del contrato.
Prórroga tácita
Con la antigua ley, si llegaba la fecha de vencimiento del contrato o de cualquiera de sus prórrogas -máximo hasta los 3 años- y ni el arrendador ni el arrendatario hubiesen comunicado su voluntad de no renovar el contrato, este se prorrogaba por un año más. A partir de este momento, el periodo de prórroga tácita será de 3 años.
Recuperar el inmueble
Para que, durante los cinco años de prórroga obligatoria, el propietario pueda recuperar la vivienda para sí o su familia deberá incluirlo de forma explícita en el momento de la firma del contrato
Preaviso
Si al finalizar el contrato el arrendatario quiere recuperar el inmueble, deberá informar al inquilino con cuatro meses de preaviso. Por su parte, el inquilino tendrá que avisar con dos meses de antelación.
Desahucios
El desahucio de una vivienda puede suspenderse si la Administración considera que existe una situación de vulnerabilidad. Una vez que se notifica el embargo, los servicios sociales deberán emitir un informe que revelará al juzgado en qué condiciones quedarían las personas desahuciadas. Cuando el juzgado recibe dicho informe y tratándose de núcleos familiares, en situación de escasez económica o cargas familiares adicionales, se pone en marcha una paralización del procedimiento, que durará un mes (si el arrendador es persona física) o tres meses (si es persona jurídica).
Con la nueva legislación en la mano, ya estáis listos para alquilar vuestra vivienda. No obstante, antes de formalizar el alquiler, buscad asesoramiento, preparad muy bien el contrato y aseguraros de elegir unos buenos inquilinos. Esos son los primeros pasos para gestionar un alquiler de forma exitosa y sin preocupaciones.

Leave A Comment