Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Dónde es mejor comprar una vivienda: montaña o costa?

La cuarta parte de los españoles tiene una segunda residencia. Algo menos de la mitad de estas propiedades se encuentran en la costa, y el resto se sitúan en ciudades del interior o zonas rurales, en muchos casos cercanas a la montaña.

Según afirma el V Estudio de Casaktua.com “La demanda de vivienda en España. 2019 ¿el año de la estabilización del sector? La mayoría han sido adquiridas para su uso y disfrute. Esta afirmación queda respaldada por el 65% de los propietarios que asegura utilizarlas durante los fines de semana y/o los periodos vacacionales.

Sin embargo, una parte de los compradores se mueve por un interés inversor; así el 27% reconoce alquilarlas a largo plazo y un 8% se decanta por el arrendamiento turístico.

Sea cual sea su finalidad, adquirir una segunda residencia supone una importante decisión. Antes de dar el paso es imprescindible que valoréis factores como el precio, las características o la ubicación. Los expertos de Casaktua.com se han centrado en este último factor y han analizado dónde resulta más ventajoso comprar una propiedad: en la montaña o en la costa.

Pros de la montaña

  • Precios moderados: el importe del metro cuadrado en zonas rurales es considerablemente más bajo que en áreas urbanas. Es más asequible comprar una vivienda y, además, os podréis permitir que tenga un tamaño superior y que disponga de terreno exvivir montañaterno.
  • Posibilidad de negocio: el turismo rural alcanzó un total de 11,4 millones de pernoctaciones en España en 2018. Es una opción vacacional afianzada y próspera y también es una interesante alternativa de negocio. Preparando la casa, podréis disfrutar de ella cuando queráis y alquilarla en los periodos en los que permanezca vacía. Así obtendréis un rendimiento de vuestra inversión. Cerca de estaciones de esquí, balnearios o parques nacionales la rentabilidad será más elevada.
  • Beneficio para la salud: vivir cerca de la montaña supone estar inmerso en un entorno natural donde el aire es más puro y existen menos elementos contaminantes. La montaña ofrece la posibilidad de realizar numerosas actividades outdoor, como son el esquí, el senderismo o el piragüismo. En consecuencia, tanto la salud física como la mental se ven beneficiadas por este ambiente saludable y relajante.

Contras de la montaña

  • Aislamiento: puede que busquéis una casa situada un paraje idílico, rodeado de naturaleza y alejado de todo. Eso, a priori, puede sonar tentador, pero para la vida diaria podría convertirse en un problema. Antes de tomar una decisión, es conveniente comprobar los accesos y la distancia de los servicios más necesarios (hospitales, comercios…) También habría que tener en cuenta si es una zona de frecuentes nevadas, porque si estáis demasiado apartados podéis correr el riesgo de quedar aislados por la nieve. Por otra parte, es probable que penséis que no tener cobertura móvil es lo mejor para desconectar, pero esa desconexión podría suponer un problema en caso de necesidad (al menos deberíais contar con una línea fija).
  • Encarecimiento de las reformas: en este sentido el aislamiento también puede saliros muy caro. Si la vivienda está demasiado lejos de la civilización cualquier reforma será más complicada y costosa. Llevar hasta allí suministros básicos como el agua, la electricidad o el teléfono será más caro, ya que tendréis que hacer frente a la cuantía de la instalación del cableado o de las tuberías desde el punto más cercano. Por otra parte, si los accesos no son fáciles, eso dificultará la llegada de los materiales necesarios para la reforma.

Para conocer más sobre la vida en las zonas rurales, podéis consultar este post.

Pros de la playa

  • Mayor bienestar: la proximidad con el mar y el clima propio de las ciudades costeras ayudan a mejorar los problemas respiratorios, refuerzanvivir costa el sistema inmunitario, activan el metabolismo y regulan la tensión arterial. Además, según un estudio de la Universidad de Exeter, el hábitat marítimo reduce el grado de estrés, porque la ionización negativa de la brisa provoca el ascenso de los niveles de serotonina (el neurotransmisor que rige el estrés) y la disminución de la ansiedad.
  • Alquiler casi garantizado: los alojamientos cerca del mar tienen un mercado muy amplio, todo el mundo quiere ir de vacaciones a la playa. Por eso, os resultará bastante sencillo alquilar vuestra casa y obtener unos apetecibles ingresos, especialmente en los meses de verano.

Contras de la playa

  • Precios más altos: debido a la demanda constante, el coste del metro cuadrado en las localidades costeras es siempre más elevado que en las zonas de interior. A pesar de ello, muchos de los municipios de la costa española, están excesivamente urbanizados, lo que provoca que en temporada alta estén superpoblados.
  • Mantenimiento costoso: las condiciones climatológicas y la proximidad del agua del mar causan frecuentes desperfectos en los elementos constructivos internos y externos. Eso incrementa los costes de mantenimiento.

Si queréis profundizar en las ventajas y desventajas de adquirir una propiedad en la costa, podéis consultar esta entrada.

Ahora que ya tenéis toda la información, ¿Qué os convence más: costa o montaña?

2020-01-30T17:05:49+00:00 28 enero, 2020|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment