Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Consejos para decorar vuestra segunda residencia

Cariño, ¿qué hacemos con esta silla desvencijada?, ¿la tiramos? No, guárdala y la llevamos al apartamento de la playa”. ¡Error! Si no lo quieres en tu casa habitual, no lo lleves a tu segunda residencia o acabarás transformándola en una mezcla entre la casa de los Alcántara y un trastero desangelado.

Ese es uno de los principales fallos de estilo de las segundas viviendas, la falta de personalidad propia. Al ir juntando piezas de la más variopinta procedencia -el antiguo cabecero de vuestra casa, el sofá de la abuela, la mesa del cuñado…- acabáis por convertirla en un “pequeño Frankenstein decorativo”. Esto no significa que no podáis rescatar ningún mueble, pero siempre siendo muy conscientes del lugar que le vais a dar y cuál será su papel dentro del resto de la decoración.

Decoración segunda vivienda

Decorar segunda vivienda

Para que no cometáis errores a la hora de decorar vuestra segunda vivienda, los expertos de Casaktua, han preparado una serie de recomendaciones:

Lo primero que debéis hacer es definir una línea decorativa clara y seguirla para equipar vuestra casa:

  • Para las viviendas en la playa podéis elegir una inspiración marinera: blanco y azul como colores predominantes, muebles de mimbre o ratán, elementos decorativos marinos (conchas, caracolas, estrellas de mar…), textiles de rayas…
  • Si está en el campo las claves serán los tonos neutros combinados con la calidez de la madera clara, la piedra o los tejidos naturales como el lino o el algodón, y sin olvidaros de las flores y las plantas. Este el escenario perfecto para reutilizar algunos muebles antiguos. Al aplicarles una capa de chalk paint en blanco o en tonos pastel estaréis dándoles una nueva vida al mismo tiempo que los integráis perfectamente en la decoración.

Otro consejo importante es no recargar la vivienda, recordad que “menos es más” y limitaros a los muebles y accesorios que sean realmente necesarios. La finalidad de una segunda residencia es la de salir del ambiente habitual, desconectar y tranquilizaros y una casa abarrotada de muebles no os ayudará a conseguirlo, todo lo contrario.

Siguiendo la indicación anterior, apostad por muebles de doble uso. Sofás cama, mesas extensibles o sillas plegables os permitirán ampliar la capacidad de vuestra casa cuando recibáis visitas y mantenerlo todo recogido cuando solo estéis los habituales.

Por último, dar prioridad a la luz natural y facilitar su acceso a través de estores claros o visillos transparentes, estimulará vuestra producción de serotonina y os hará sentir más positivos y llenos de energía, y curiosamente, cuanta más luz recibáis por el día, mejor dormiréis por la noche.

Con estos sencillos consejos conseguiréis crear un lugar agradable y relajante donde disfrutar de las vacaciones y los fines de semana, un lugar al que siempre estaréis deseando volver.

 

 

 

 

 

2019-06-04T13:28:49+00:00 30 mayo, 2019|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment