Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Cómo afecta la decoración de tu hogar a tu estado de ánimo?

La apariencia de cada casa es algo muy íntimo que refleja la personalidad de quienes habitáis en ella: los temas que te interesan a través de los libros que ocupan las estanterías, los viajes que has realizado gracias a aquella fotografía en París que decora tu hogar… Pero el diseño o la distribución no sirven solamente para transmitir vuestra imagen, sino que también pueden influir sobre vuestro estado de ánimo y rodearos de bienestar o de incomodidad.

Este es uno de los principios del fengshui,una disciplina de origen taoísta que se centra en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el objetivo de generar una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. Durante el imperio chino, solamente las construcciones imperiales y algunas de la nobleza tenían acceso a esta sabiduría. Tras la instauración de la República fue prohibida, pero con el repunte del New Age, -a finales del siglo XX- se extendió por todo el mundo.

La esencia fundamental del fengshui es la energía natural y universal, llamada Chi –compuesta por cinco puntos vitales que deben estar en equilibrio: tierra, fuego, metal, madera y agua-, que debe estar presente en todos los espacios para llenar la casa de serenidad y armonía.

El fengshui es un método complejo, tanto es así, que algunas personas pasan años profundizando en él, sin embargo, los expertos de Casaktua han querido destacar sus principales puntos para que podáis empezar a aplicarlo en vuestras casas:

Decora tu hogar usando los coloresDecora tu hogar

Esta disciplina no establece normas estrictas, sino que da recomendaciones en función del carácter de la persona y/o de la finalidad de las diferentes estancias.

Respecto al color, si sois nerviosos o muy activos elegid tonalidades neutras y evitad otras demasiado vivas como el rojo, el naranja o el amarillo. Por el contrario, si tenéis una personalidad introvertida o apática será mejor que huyáis de tonos como el negro, el gris o el azul y el verde oscuro y os decantéis por otros más luminosos como el coral o el dorado.

Por estancias, la entrada debe ser agradable y acogedora: recibir con los brazos abiertos a quienes visiten la casa. Así que la mejor opción son los colores alegres, brillantes y suaves.

El salón debería ser un lugar donde todos se sientan bien, por eso es recomendable huir tanto de los tonos apagados que puedan dar sensación de tristeza, como de aquellos demasiado estridentes que impidan relajarse. Una buena elección son los tonos pastel en la gama del amarillo: vainilla, crema…

En el dormitorio, descartad los colores fríos e impersonales como el gris o el negro y apostad por tonos cálidos como el amarillo rosáceo, el naranja amarillento o el rosa viejo.

Si necesitáis más consejos sobre colorido a la hora de decorar vuestro hogar, podéis consultar esta entrada sobre cómo elegir la pintura de hogar.

La distribución también afecta al estado de ánimo

Dentro de una casa, el fengshui distingue entre zonas Yin (pasivas) y zona Yang (activas). Las zonas Yin son más apropiadas para el descanso y deberán ubicarse lejos de la puerta principal. Por el contrario, las zonas Yang –indicadas para las actividades diurnas– se situarán próximas a la puerta de entrada.Decoración para tu casa

Mientras dormís, sois especialmente vulnerables a la energía que os rodea, por ese motivo el dormitorio es el espacio Yin más importante de la casa para el fengshui.

Existen varios trucos que podéis aplicar para conseguir que esa energía sea positiva y vuestro descanso más completo: lo ideal es que la estancia sea de forma cuadrada; la cama no debe situarse frente a ninguna puerta ni colocar su cabecero bajo una ventana; lo recomendable es que cuente con un cabecero firmemente adosado a una pared sólida; se deberá poder acceder por ambos lados al lecho; no situéis nunca un espejo frente a la cama o reflejando parte de la misma, ya que interferirá en vuestro sueño; las puertas de acceso y de los armarios, así como los cajones deben permanecer cerrados para que no escape la energía positiva; disponed los objetos por parejas: dos mesillas, dos lámparas… y no olvidéis colocar dos plantas naturales, serán una fuente de energía positiva.

Por su parte, el salón es uno de los espacios Yang más relevantes, para lograr que sea un ambiente donde fluya el Chi y donde el bienestar se perciba, podéis poner en práctica varios consejos de decoración: en esta estancia los espejos pueden actuar como activadores de la energía, solo tenéis que encontrarles la ubicación adecuada; el sofá deberá estar pegado a la pared en un punto desde el que podáis observar libremente todo el salón y, por último, tened en cuenta que las líneas rectas son impedimentos para la circulación de la energía, así que será mejor que os decidáis por muebles con formas redondeadas o curvadas.

¿Estáis preparados para contribuir a la mejora de vuestro estado de ánimo? ¡Decora tu hogar siguiendo los secretos del fengshui!

 

 

2019-07-18T11:03:03+00:00 11 julio, 2019|Tags: , , , , , |0 Comments

Leave A Comment