Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Cuáles son los criterios de los bancos para conceder una hipoteca?

El número de hipotecas registradas ha ascendido un 3,9% durante el último año (INE: junio 2018) y su importe medio ha aumentado un 5,1%, hasta situarse en 123.896 euros. A la luz de estos datos, parece que la situación del mercado inmobiliario mejora y que los compradores están teniendo menos dificultades para acceder a un préstamo hipotecario.

Cuando deciden solicitar una hipoteca para comprar una casa, la mayoría de las personas desconocen cuales son los criterios por los que se rigen las entidades bancarias a la hora de conceder un préstamo. Lo cierto es que el nivel de exigencia puede variar de unas a otras pero los requisitos suelen ser los mismos en todos los casos. El portal inmobiliario Casaktua.com te explica cuáles son las cuestiones que los bancos se plantean antes de conceder una hipoteca:

¿Cuál es el precio tasado de la vivienda y su coste de compraventa?

La financiación más habitual se sitúa ahora entre el 70% y el 80% del valor total de la vivienda, la crisis ha dejado atrás los tiempos en los que se concedía el 100% o incluso más. Los motivos: el riesgo de impago y la posible pérdida de valor de la propiedad hipotecada.

¿Tenemos estabilidad laboral o avales?

Si tenemos un contrato indefinido, antigüedad en nuestro puesto de trabajo y altos ingresos mensuales, seremos los candidatos perfectos para firmar una hipoteca. Si, por el contrario, nuestro perfil financiero no es ese, podemos ofrecer como garantía otros bienes o contar con un aval.

Esta opción aporta seguridad al banco, pero supone un riesgo para el avalista, ya que, si no podemos pagar la cuota mensual, nuestro avalista deberá hacer frente al importe y sus bienes también estarán comprometidos.

¿Seremos capaces de devolver el préstamo?

Para contestar a esta pregunta, la entidad bancaria analizará cuales son los ingresos netos que reciben los suscriptores de la hipoteca. El porcentaje ideal de pagos mensuales recomendado por el Banco de España no debe superar el 35%. Se entiende que, de esta forma, los titulares tendrían suficiente margen como para hacer frente a sus gastos habituales y a posibles subidas de los tipos de interés.

¿Tenemos un historial crediticio saneado?

Este es uno de los requisitos más observados. Si contamos con muchos préstamos en curso, si en el pasado no afrontamos algún pago o si aparecemos en alguna lista de morosos, nuestras posibilidades para recibir una hipoteca se reducirán. Estos factores arrojan dudas sobre nuestra responsabilidad y nuestra capacidad real de hacer frente a las deudas.

Conociendo estos criterios podemos analizar si estamos en situación de cumplirlos o si tenemos la posibilidad de hacer algo al respecto para encajar en las exigencias de la entidad bancaria, antes de solicitar una hipoteca.

Leave A Comment