Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Cómo se crea una comunidad de propietarios?

Cuando compráis una casa en un edificio de reciente construcción todo es nuevo y hay muchas cosas que están todavía por hacer. Una de las primeras y más importantes es constituir una comunidad de propietarios.

Decisiones en común

La comunidad de propietarios la formáis el grupo de personas que ostentáis la propiedad de las viviendas y/o locales que integran una finca. Al mismo tiempo, sois copropietarios, es decir, que cada uno de vosotros posee una parte del inmueble (una vivienda, un local…) y también es dueño de la parte proporcional (definida por vuestro coeficiente) de las zonas comunes y otros elementos compartidos. De esta manera, los propietarios os constituís como conjunto para poder ocuparos en iguales condiciones de la actividad, el mantenimiento y la mejora del inmueble.

Dentro de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) no aparece una obligación concreta de constituir una comunidad de propietarios, pero desde el instante en que haya dos o más propietarios se considera que la comunidad ya existe; su constitución es un mero trámite para gestionar su funcionamiento adecuadamente. Sin embargo, es muy aconsejable que instituyáis una comunidad de propietarios para tomar decisiones consensuadas entre todos y que ningún vecino -de forma pcomunidad de propietariosarticular y sin consultarlo- pueda emprender acciones que afecten al resto y puedan provocar problemas de convivencia.

Pasos para formar una comunidad de propietarios

Así que, si habéis comprado una vivienda de obra nueva y queréis formar una comunidad de vecinos, debéis seguir una serie de pasos. El equipo de Casaktua os los explica punto por punto:

1.Los estatutos son las normas que rigen las relaciones entre los vecinos, así como todo lo relativo a la administración y al mantenimiento de la comunidad. Normalmente, son redactados por el promotor del edificio, quien debe entregaros una copia en el momento de la compra, pero también pueden ser aprobados, con posterioridad, con el voto positivo de todos los propietarios en una junta extraordinaria. Las posibles modificaciones del texto solo podrán ser aprobadas por unanimidad. Tras su aprobación, deberá inscribirse en el registro de la propiedad, para que tenga validez sobre las personas que los votaron y también sobre los futuros propietarios.

2.Acudir al registro de la propiedad correspondiente y pedir una copia del título constitutivo de la propiedad horizontal del edificio.

3.Haceros con un libro de actas (podéis adquirirlo en cualquier papelería) para registrar las incidencias ocurridas y los acuerdos alcanzados en las reuniones de la comunidad. Este libro es muy importante, porque en él quedan registradas todas las juntas de la comunidad, tanto las ordinarias como las extraordinarias. Debe guardarlo el secretario, pero lo más frecuente es que lo tenga el administrador de fincas responsable de la comunidad.

4.Llevar a cabo la primera reunión con todos los propietarios, esta reunión se conoce como ‘junta constituyente’ y, como su propio nombre indica, su objetivo es constituir oficialmente la comunidad. En muchas ocasiones, es el promotor del edificio quien convoca la fundación de la comunidad. En cualquier caso, deberéis contar con su presencia, siempre que queden inmuebles sin vender (como plazas de garaje, trasteros…). En esta primera sesión deberéis:

  • Elegir al presidente, vicepresidente/s, vocale/s y secretario-administrador de la comunidad.
  • Decidir el plazo de duración y periodicidad de la junta, que puede ser una vez al año, cada seis meses, cada tres…
  • Proporcionar a todos los propietarios una copia de los estatutos, de la escritura de obra nueva y división horizontal y de las reglas específicas de comunidad, para que estén informados y puedan recurrir a su consulta.
  • Acordar el presupuesto de la comunidad, acordar el importe de las cuotas y crear un fondo de reserva, que deberá ser superior al 5% del presupuesto ordinario anual.
  • Aprobar la apertura de una cuenta bancaria para la gestión económica de la junta de propietarios.
  • Autorizar a la junta de gobierno a dar de alta los servicios más indispensables para la comunidad: seguros, energía, agua, limpieza, mantenimiento de ascensores, puertas mecanizadas y otros elementos comunes, líncomunidad de propietariosea telefónica asociada al ascensor…
  • Redactar el acta de constitución, donde aparecerán las decisiones iniciales de la junta. Este será la primera página dentro del libro de actas.

5.Para legalizar el libro de actas en el registro de la propiedad, tendréis que presentarlo, junto con una solicitud del presidente de la comunidad y su firma legitimada, ante notario o ante el propio registrador donde se solicite su legalización. Los funcionarios del registro inscribirán en el libro los datos de la legalización y, además, dejarán constancia de este hecho en el margen del asiento donde aparece inscrito el inmueble de la comunidad de propietarios. La legalización estará lista en un plazo de cinco días.

6.El último paso será conseguir el C.I.F. de la comunidad de propietarios en la delegación de Hacienda. Para ello, tendréis que entregar el modelo 036/037 (firmado por el presidente de la comunidad), la escritura de división horizontal del edificio, una copia del nombramiento del presidente y una fotocopia de su DNI. El C.I.F. os servirá para identificaros ante la administración pública y deberá aparecer en todos los documentos presentados por la comunidad de vecinos.

Ahora que ya habéis formado una comunidad de propietarios, contáis con las herramientas necesarias para garantizar una tranquila convivencia vecinal.

2019-06-13T12:34:41+00:00 11 junio, 2019|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment