Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Convierte un local en tu nuevo hogar

Durante la crisis, debido a los elevados precios de las viviendas y al cierre de negocios que dejó innumerables establecimientos vacíos, surgió una nueva tendencia: la conversión de un local en una vivienda.

Lo que empezó siendo una moda, sobre todo en las zonas urbanas más céntricas y deseadas, se ha convertido en una práctica habitual y una opción más a considerar a la hora de buscar una casa.

 

Pero, ¿qué debemos hacer si queremos transformar un local en nuestro nuevo hogar? Los expertos de Casaktua nos dan las claves:

Lo primero que debemos saber es que no todos los locales son aptos para convertirse en viviendas. Necesitamos que un arquitecto lleve a cabo un estudio de viabilidad, nos indique si las condiciones de luz, ventilación, accesos, dimensiones… son las apropiadas y elabore un proyecto técnico.

La comunidad de vecinos también tiene opinión en este asunto. Hay que comprobar los estatutos y descartar que no prohíban la incorporación de nuevas viviendas. Si nos estatutos no se pronuncian sobre este tema, habría que hacer una solicitud formal a la comunidad y esperar que la aprueben.

Estas viviendas deben cumplir las clausulas del Código Técnico de la Edificación y las exigidas en el plan de urbanismo de cada ayuntamiento. En general, para considerarse como vivienda debe tener una superficie útil superior a 38 metros cuadrados, una altura mínima de 2,50 metros y una fachada de al menos 3 metros. Tras la obra deberá contar con una estancia-comedor, cocina, dormitorio y aseo. Otro de los requisitos suele ser que cada habitación debe disponer de una ventana; normalmente los locales tienen mucho fondo, pero una fachada reducida, así que esta norma dificulta la distribución de las estancias y la posibilidad de contar un mayor número de habitaciones.

Una vez que nos hemos asegurado de que el local elegido cumple con los requisitos exigidos, llega el momento de realizar los trámites para convertirlo legalmente en una vivienda. Para empezar, debemos solicitar una licencia de obra mayor al ayuntamiento, tras completar las reformas recibiremos el certificado final de obra (en algunas comunidades será también necesaria la cédula de habitabilidad), con el que podremos pedir la licencia de primera ocupación y la alteración catastral para que el recibo del IBI también sea modificado.

Y con la reforma realizada y todo el papeleo resuelto, tan solo nos queda disfrutar de nuestro nuevo ¡local- hogar!

2018-12-14T10:52:29+00:00 11 diciembre, 2018|Tags: , , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment