Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Consejos para dar un toque rústico a vuestra casa

Siempre os han atraído las viviendas en las que predomina la madera y la piedra por la serenidad y la autenticidad que transmiten. Disfrutáis con la decoración rústica de interiores de los alojamientos rurales y os encantaría dotar de ese estilo a vuestro hogar, pero tenéis miedo de que se acabe pareciendo a la cabaña de Heidi. Si es así, podemos ayudaros. El equipo de Casaktua os ha preparado una serie de recomendaciones para que llevéis el diseño rústico a vuestras vidas.

Elementos clave que caracterizan el diseño rústico

Hay materiales, tonos y texturas que caracterizan este tipo de diseño. Por ello, vamos a empezar por enumerar aquellos elementos clave que le darán a tu hogar ese toque rústico que tanto nos gusta. ¿Preparados?

¡Más madera!

Es un material cálido, resistente y con mucha personalidad. Quizá os guste la tradicional madera oscura, aunque si no es así no os preocupéis, porque tenéis multitud de opciones para elegir: pino, haya, abedul o álamo. Cualquiera de ellas, con sus suaves tonalidades será perfecta para vestir vuestros suelos o paredes. Si vuestra vivienda tiene viguería, lo ideal es dejarla al descubierto. Si no, siempre podréis decoración rústicainstalar unas vigas ornamentales y así potenciar vuestra decoración rústica de interiores

Toscos acabados

Y del techo donde va situada la viguería a las paredes. Son muy apropiadas las encaladas, las acabadas en yeso o las cubiertas con pintura de efecto arena. Otra posibilidad son los revestimientos en madera. Si optáis por ellos, mejor que sean en tonos neutros o blancos. Si no, es probable que acabe por agobiaros el exceso de color marrón en los tabiques. Con los suelos, no tendréis ese problema podéis elegirlos en madera (incluso en tonos oscuros) o decantaros por el cemento pulido, la piedra natural o la baldosa hidráulica.

Materiales rústicos

Incluyendo mobiliario y accesorios de fibras naturales llevaréis hasta vuestro hogar la sensación de calma y equilibrio que transmite la vida campestre. Fibras como el mimbre, el sisal, el bambú, el yute o el ratán son excelentes para sillas, mesas, alfombras o lámparas. Son materiales versátiles, resistentes y con personalidad propia.

Textiles naturales

Cualquier decoración rústica de interiores que se precie debe incorporar tejidos naturales. Una buena forma de hacerlo es jugando con texturas como la alpaca o la lana, en tonos crudos, para cortinas y tapicerías. También con el algodón o el lino para vuestras sábanas y colchas. Y si os apetece incluir un divertido toque de color, una buena idea es atreverse con el patchwork en edredones o cojines.

El estilo lo podrá marcar  el macramé o el trenzado, una de las tendencias triunfadoras de Instagram. Son innumerables las imágenes de complementos realizados como estas técnicas, especialmente los colgadores de macetas, pero también tapices, cabeceros o alfombras.

Al calor del fuego

Si existe un componente que encarna el rusticismo, ese es la chimenea. Si pensáis que es imposible instalarla en una casa que no la tenga y mucho menos en un piso, nos alegra deciros que estáis equivocados. Obviamente, las de leña exigen la construcción del tiro y en muchos inmuebles no es posible integrarlas. Si embargo, el mundo de las chimeneas no se termina en el sistema de leña. Excelentes alternativas son las de bioetanol o las eléctricas. Las primeras proporcionan llamas y calor real y las segundas son exclusivamente decorativas, pero ambas se instalan fácilmente sin aparatosas obras.

Mobiliario vintage, clave de la decoración rústica de interiores

Es el momento de visitar el desván de la abuela o de daros una vuelta por rastrillos y almonedas en busca de piezas que aporten calidez y autenticidad a vuestra decoración rústica de interiores. El objetivo no es amueblar todo con mobiliario antiguo, sino incorporar algunos enseres que contrasten con el resto de elementos y que completen el aire rústico que queréis introducir.

Lo más recomendable es apostar por materiales de calidad como la madera, el bronce o el hierro forjado y, si lo deseáis, darle vuestro toque personal mediante el Do It Yourself. Con una capa de pintura y un estropajo de aluminio podréis hacer maravillas y crear piezas únicas.

Baños campestres

Para que exista una coherencia estilística, la decoración rústica de interiores debe abarcar todas las estancias y el cuarto de baño suelebaño rústico ser una de las más representativas. Las paredes resaltarán revestidas con microcemento, con azulejos rústicos o con tablones. Una buena sugerencia es cubrir solamente el tabique donde se encuentra el lavabo con madera raw, con piedra o con un mosaico de azulejos en espiga. Un clásico espejo con el marco desgastado completará el efecto. Para la elección del lavamanos podéis ser muy creativos, desde colocar un barreño de zinc, hasta una palangana de porcelana o una pila tallada en piedra natural. De igual manera, situarlos sobre una encimera de obra, un aparador antiguo o un tocón de madera. Una bañera con patas o una ducha con el suelo de cantos rodados intensificarán la sensación bucólica y combinarán perfectamente con complementos como toallas bordadas, toalleros envejecidos, estores de lino o alfombras de esparto. Y como broche de oro, ¿qué tal una lámpara de araña? Será una combinación ganadora. Al aplicar estos consejos, conseguiréis que la decoración rústica de vuestra casa os transmita la paz y la belleza de la vida campestre.

2019-12-17T15:02:47+00:00 12 diciembre, 2019|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment