Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Y si compramos una parcela y construimos una casa a nuestro gusto?

A la hora de buscar el hogar soñado, las opciones más habituales se mueven entre promociones de obra nueva -ya terminadas o en construcción- o viviendas de segunda mano. La tercera vía -que menos compradores se plantean- es la de adquirir una parcela de suelo y levantar una casa totalmente personalizada que responda totalmente a los gustos y necesidades de sus propietarios.

Se trata de un proceso largo y complicado que requiere planificación, dedicación y paciencia pero que se ve recompensado cuando la “casa perfecta” está ya en pie. Para aquellos propietarios emprendedores que deciden levantar su propio hogar, el equipo de Casaktua ha elaborado una lista de consejos:

  1. Hacer una búsqueda inicial y visitar después los terrenos más atractivos: es conveniente realizar un primer filtro que diferencie entre suelo urbano y rústico -el urbano cumple con todas las condiciones para la construcción de una vivienda (urbanización, acometidas de agua, luz, saneamiento y accesos); el rústico no suele disponer de estas infraestructuras y además las posibilidades de construcción están limitadas al 1% o 2% del total de su superficie- y considere cuestiones como el precio, la superficie edificable, la ubicación, los servicios o las comunicaciones.
  2. Contar con el asesoramiento de un arquitecto: el arquitecto es la persona más cualificada para acompañarnos a elegir el terreno, ya que es experto en cuestiones como el tipo de suelo, la mejor orientación o las dimensiones ideales. Además, podrá ofrecernos una primera orientación de costes, que nos permitirá iniciar las conversaciones con bancos para la valoración de hipoteca.
  3. Tener en cuenta la normativa municipal: antes de decantarse por una parcela, es indispensable conocer las normativas de construcción propias del municipio. Factores como la superficie del terreno en planta autorizada (ocupación), la cantidad de metros cuadrados que pueden construirse contando todas las plantas (metros construibles), el número de plantas o el tipo de materiales permitidos, podrían modificar el diseño final de nuestro proyecto, por eso es importante saberlos con anterioridad.
  4. Solicitar la hipoteca: existen unas hipotecas específicas para la autopromoción de viviendas que presentan sus propias características y un sistema diferente de pago. Cuentan con dos etapas: la de ejecución de la obra, con un periodo entre dos y tres años, vinculado a un tipo de interés fijo y la de financiación habitual, una vez terminada la casa; con un plazo de amortización de hasta 20 años, y la posibilidad de escoger entre tipo fijo o variable.
  5. Adquirir el terreno y construir la casa: lo más recomendable para completar nuestro proyecto con éxito es no dedicar más del 30% del presupuesto total a la compra del terreno. Una vez que lo hayamos adquirido, llega el momento de planificar minuciosamente la futura vivienda, confeccionando una lista de requerimientos que incluirá todo aquello que consideramos imprescindible: número de habitaciones y de baños, espacios exteriores, despacho, zona de lavandería, sótanos o buhardillas… Con esas indicaciones el estudio de arquitectos y el constructor diseñarán y levantarán la casa de vuestros sueños.

Pero, ¿cuánto se tarda en hacer realidad este proyecto?, ¿cuánto tiempo pasará desde que comencéis a buscar terrenos hasta que veáis levantada vuestra casa?

Si no surgen complicaciones, el proceso completo suele durar en torno a dos años, considerando unos seis meses para encontrar y comprar el suelo, otros seis de elaboración del proyecto y unos doce de edificación.

2019-01-24T17:59:04+00:00 23 enero, 2019|Tags: , , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment