Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Cómo crear una zona de trabajo en casa?

Existen unos 3,2 millones de autónomos en España, muchos los cuales tienen la oficina en su propio domicilio. Si a los trabajadores por cuenta ajena les sumamos la creciente cantidad de empleados que teletrabajan desde sus casas (1,43 millones de personas según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo), el resultado es una considerable masa de profesionales que necesitan disponer de un espacio adecuado a sus condiciones laborales dentro del hogar.

Y ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?, ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de montar un área de trabajo en casa? El equipo de Casaktua nos lo explica:

Con imaginación, cualquier rincón puede ser adecuado

Es el momento de mirar todos los espacios con ojo crítico y descubrir cual puede ser el rincón ideal para instalar un despacho. Se trata de tener la mente abierta y pensar en soluciones que a simple vista no se nos hubieran ocurrido como, por ejemplo, aprovechar las esquinas o las superficies sobrantes entre columnas o muros de carga. Tan solo hará falta colocar un sencillo tablero y unas cuantas baldas y tendremos un pequeño pero útil lugar de trabajo.

Hay que ser creativos, si Harry Potter podía dormir bajo el hueco de la escalera, quizá nosotros podamos acondicionar ese lugar como una acogedora oficina, ¿no os parece?

Una de las zonas más desaprovechadas de las casas suele ser el recibidor. Si dispone de una distribución apropiada, podemos poner una bonita mesa estrecha en lugar del típico mueble decorativo y complementarlo con espejos que ampliarán ópticamente la estancia e incrementarán su luminosidad. Así obtendremos un dos por uno: un elegante recibidor y un práctico mini-despacho.

El camuflaje es la clave

Otra de las claves es integrarlo en la decoración del hogar, que esté camuflado con el resto de elementos o que pueda quedar guardado cuando no se le esté dando uso. Una gran idea es transformar un armario que no utilicemos en nuestra oficina oculta, tan solo necesitamos unas repisas, un escritorio, algún punto de luz y papel pintado para personalizarlo. Cuando queramos cerrar la jornada laboral, bastará con cerrar las puertas del armario hasta el día siguiente.

El objetivo es crear un espacio donde nos sintamos cómodos trabajando y que no desentone con el resto de la casa. Si elegimos ubicarlo en estancias como el salón o el dormitorio, lo más recomendable será dividir los ambientes utilizando biombos, estores o cortinas, así resultará más fácil mantener separada la vida personal de la profesional.

2019-04-09T10:17:44+00:00 2 abril, 2019|Tags: , , , , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment