Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Mis ventanas chorrean por dentro ¿cómo puedo acabar con la condensación?

Cada año, con el regreso de las bajas temperaturas, en muchos hogares vuelve también el mismo problema: la condensación de agua en las ventanas.

Por supuesto, si se limita a empañar los cristales no tiene mayor importancia y resulta hasta gracioso cuando los pequeños los utilizan como improvisadas pizarras y se dedican a dibujar sobre el agua condensada. Sin embargo, puede convertirse en algo realmente molesto y costoso cuando el agua comienza a chorrear y acaba estropeando las cortinas, manchando las paredes y provocando humedades.

Pero ¿qué es lo que causa esa condensación? La explicación es sencilla, este fenómeno ocurre debido al exceso de humedad dentro de la vivienda. Con el calor de la casa se produce vapor de agua que, al entrar en contacto con la superficie fría del interior de las ventanas se condensa y da lugar a las gotas que resbalan por la ventana.

El nivel de humedad de un hogar depende de muchos factores: número de habitantes, actividades diarias, ejercicio físico… Cuanto más alta sea la humedad del interior y mayor el contraste de temperatura entre el interior y el exterior, más condensación se producirá en las ventanas.

Y ¿cómo podemos solucionar este problema? Los expertos de Casaktua han elaborado una serie de consejos para minimizar e incluso eliminar la molestia de la condensación de agua en las ventanas:

  • Ventilar: lo más saludable y económico es renovar el aire de la casa durante unos diez minutos diarios, así reduciremos la condensación y nos aseguraremos de respirar un aire más limpio.
  • Utilizar deshumidificadores: eliminan el vapor de agua presente en el aire y acaban con la humedad del ambiente. Sin embargo, hay que encenderlos con moderación ya que podrían provocar sequedad e irritación en los ojos y la nariz.
  • Instalar extractores de aire: son habituales en las cocinas, pero en las casas con un alto nivel de humedad es una buena idea contar con ellos también en los cuartos de baño para hacer salir al exterior el vapor de agua generado por la ducha y el resto de rutinas de aseo.
  • Renovar las ventanas con vidrios de aislamiento térmico reforzado: son ventanas con dos vidrios separados entre sí por un perfil intercalario y una cámara de aire, que mantienen la cara interior a una temperatura más alta y así impiden que se produzca la condensación.

Sigue estas recomendaciones y olvídate del agua recorriendo libremente tus ventanas y llenando tus paredes suciedad y moho.

2019-01-02T16:22:10+00:00 28 diciembre, 2018|0 Comments

Leave A Comment