Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

Claves de la nueva Ley Hipotecaria

Después de tres años de retraso, en pleno clima de adelanto electoral y sorteando la amenaza de una multa millonaria por parte de la Unión Europea, por fin ha sido aprobada la nueva Ley Hipotecaria, que entrará en vigor a finales de mayo. Casaktua analiza los puntos más importantes:

Periodo de estudio: el solicitante contará con un mínimo de diez días para revisar su hipoteca antes de firmarla. Durante este tiempo, la entidad aprovechará para evaluar detenidamente su situación financiera y su capacidad para hacer frente al pago. Para determinar su solvencia, se tendrán en consideración factores como su empleo, sus ingresos actuales y futuros, sus ahorros, sus activos, los gastos fijos y los compromisos ya adquiridos.

Comisión de apertura: se permite que las entidades financieras cobren comisiones de apertura, pero sólo de una vez y abarcando el total de los gastos de estudio, tramitación y concesión del préstamo.

Reparto de los gastos: la inscripción en el registro de la propiedad, la gestoría, el impuesto de AJD y los aranceles notariales para la escritura corren a cargo del banco. El titular del préstamo solo deberá encargarse del coste de la tasación.

Productos vinculados: se elimina la práctica habitual de ofrecer al cliente productos vinculados a la hipoteca a cambio de rebajar los diferenciales de los tipos de interés variables. Lo que si permite la nueva ley es que la entidad requiera a su cliente la suscripción seguros como el de daños al inmueble hipotecado o de garantía de cumplimiento de sus obligaciones. En este contexto, la entidad financiera se comprometería a aceptar las pólizas alternativas propuestas por el cliente, con prestaciones y condiciones equivalentes.

Cláusula suelo: en las operaciones con tipo de interés variable no se podrá fijar un límite a la baja del tipo de interés para que el cliente se pueda beneficiar de las caídas del Euríbor. Sin embargo, el interés remuneratorio nunca podrá ser negativo, es decir, no podrá darse el caso de que una entidad llegue a pagar por prestar dinero.

Reembolso anticipado de una hipoteca fija o variable: para los casos en los que el titular de una hipoteca decida amortizar su deuda total o parcial de forma anticipada, la nueva ley reduce las comisiones de amortización anticipada: un 2% durante los 10 primeros años y un 1,5% después, en el caso de las hipotecas de tipo fijo o comisiones del 0,25% o del 0,15% al elegir el tipo de amortización a tres o cinco años, cuando su hipoteca sea de tipo variable.

Intereses de demora: son los intereses que la entidad puede reclamar sobre el capital del préstamo que el cliente no está pagando. Hace unos años podían llegar hasta el 25% y estas cuantias consideradas abusivas fueron denunciadas ante el Tribunal Supremo, ahora la nueva ley marca que el interés de demora sea el interés del préstamo, más tres puntos.

Ejecución de la hipoteca: para que el banco pueda ejecutar la hipoteca y hacerse con el bien puesto como garantía del préstamo, el titular tendrá que haber dejado de pagar sus cuotas. Las cuantías previstas por la nueva ley son el 3% del capital concedido o una cantidad de dinero equivalente a 12 cuotas mensuales -si el retraso se produce en la primera mitad de duración de la hipoteca- y el 7% de lo prestado o lo correspondiente a 15 mensualidades, cuando el impago tenga lugar en la segunda mitad.

Si estáis a punto de comprar una casa, es el momento de conocer en profundidad los detalles de una esta nueva normativa diseñada para aumentar la protección al consumidor y fortalecer la transparencia en el mercado hipotecario.

2019-03-05T12:26:24+00:00 1 marzo, 2019|Tags: , , , , , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment