Horario: L-V de 9h a 21h Sábados de 9h a 15h

¿Por qué es más rentable un alquiler tradicional que uno turístico?

La multiplicación de los alojamientos vacacionales en los centros urbanos ha hecho aparecer un nuevo tipo de alquiler que cuenta con sus propias características y se contrapone al arrendamiento tradicional: se trata del alquiler turístico.

El Decreto 29/2019, de 9 de abril, que regula los Apartamentos y las Viviendas de Uso Turístico (VUT) define las viviendas de uso turístico como “aquellos pisos, estudios, apartamentos o casas que, de forma habitual, amueblados y equipados en condiciones de uso inmediato, son comercializados y promocionados en canales de oferta turística o por cualquier otro modo de comercialización o promoción, para ser cedidos en su totalidad con fines de alojamiento turístico y a cambio de un precio”

Alquiler turístico vs. alquiler tradicionalalquiler

Esta enunciación las diferencia claramente de las casas destinadas a convertirse en la vivienda habitual de un inquilino mediante la fórmula del alquiler a largo plazo, cuyo plazo legal mínimo para la permanencia de los inquilinos es de cinco años.

Aunque en los últimos tiempos parecía que la opción más provechosa económicamente era el alquiler turístico, ahora muchos propietarios de segunda residencia estáis comenzando a dudar de su rentabilidad real. Pues bien, para explicaros por qué el alquiler de larga estancia es la mejor fórmula para vuestras casas, el equipo de Casaktua os explica cinco argumentos fundamentales:

Rentabilidad más alta

El alquiler de pisos para fines turísticos suele estar gestionado por empresas especializadas que se ocupan de mantener el perfil en las diferentes plataformas, de la llegada y salida de los huéspedes, de la limpieza y del mantenimiento.  Por este trabajo, se quedan con un 35% de las ganancias conseguidas. Sin embargo, los alquileres a largo plazo no suelen ser administrados por agencias externas y, además, los gastos derivados de los suministros son sufragados por los inquilinos, con lo cual, se reducen bastante los gastos fijos y todo el beneficio va a parar a vuestras manos.

Así que, dependiendo de la ciudad y la zona donde se ubique el piso y considerando la facturación media de las viviendas, para que el alquiler turístico fuera igual o más rentable que el tradicional, el inmueble debería estar ocupado entre un 50% y un 60% del total del mes.

Mayor estabilidad

Al contar con un solo inquilino durante un periodo prolongado de tiempo, los alquileres tradicionales son más seguros y os dan un mayor control de la situación. Nada de personas desconocidas entrando y saliendo de vuestra casa cada pocos días, ni de dejar la llave a multitud de huéspedes a lo largo de un año. Además, los inquilinos de larga estancia suelen cuidar mejor de las viviendas alquiladas ya las consideran su propia casa, mientras que los huéspedes de breves estancias, se sienten en ellas como en un hotel.  Por otra parte, las cuotas mensuales fijas también os garantizan una mayor estabilidad en los ingresos, frente a los impredecibles alquileres vacacionales, en los que es posible que tengáis el piso constantemente ocupado o que pase largas temporadas vacío.

Cerco a los pisos turísticos en capitales y ciudades costerasalquiler

Ayuntamientos como el de Palma de Mallorca, el de Cádiz o el de Madrid se han propuesto limitar las viviendas turísticas, con leyes más exigentes. Una de las normativas más controvertidas es la promulgada por la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid que impone la obligatoriedad de un acceso diferenciado a las viviendas vacacionales. Se calcula que el 95% de los alojamientos turísticos de la ciudad (más de 10.000) podrían verse abocados al cierre, ya que no cumplen este requisito: no cuentan con una entrada independiente ni tienen la opción de crearla.

Reducción del 60% del IRPF

El alquiler vacacional no podrá disfrutar del 60% de deducción en el IRPF aplicable a los alquileres prolongados. Según la resolución del Ministerio de Hacienda y el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), solamente los arrendamientos a largo plazo -destinados a ser la vivienda habitual de los inquilinos- podrán beneficiarse de la deducción del 60% en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Aumento del gasto de la comunidad de vecinos

Tal y como determina la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), las comunidades de propietarios tienen la potestad -por acuerdo de una mayoría simple de 3/5 partes- de limitar o condicionar el ejercicio de la actividad de alquiler turístico, así como de establecer unos requisitos concretos para su práctica. Además, en la normativa se expone la posibilidad de imponer aumentos de hasta un 20% en la participación de los gastos comunes por parte de las viviendas de uso turístico o, incluso, oponerse a aceptar este tipo de negocio.

2019-05-30T11:24:00+00:00 28 mayo, 2019|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment